Skip to main content

Conocido por la increíble cantidad de estrellas en el cielo y los cañones parecidos a un templo, el Big Bend National Park al oeste de Texas es uno de los parques más encantadores de EE. UU. No solo es uno de los parques más remotos del estado (se encuentra a seis horas en automóvil al oeste de San Antonio), tamibién es el más grande, con más de 324 000 hectáreas.

Las montañas escarpadas y los cañones esculpidos en piedra caliza ofrecen un contraste increíble con el curtido Chihuahuan Desert (Desierto de Chihuahua). Te costará apartar la vista de un paisaje tan impresionante. Para ver los cañones de cerca, conduce por los más de 160 kilómetros de ruta pavimentada o camina durante el día por los más de 240 kilómetros de senderos para caminatas. Sin embargo, lo realmente impactante de este parque se puede apreciar cuando baja el sol. El Big Bend tiene la menor cantidad de contaminación lumínica, comparado con cualquier parque nacional; las personas vienen en multitudes para mirar las estrellas. Durantes las noches más claras, puedes ver hasta 2000 estrellas brillantes a simple vista.

Explorar más