Este sitio web usa cookies para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Obtén más información sobre cómo usar las cookies.

x
Aceptar
USA Radio
julio 1, 2014

El Viaje por la Costa del Atlántico del Norte


Fue un fin de semana con la mezcla perfecta de tierra y de mar, de lo viejo y lo nuevo, de lo pintoresco y lo elegante. Mientras en algunas de nuestras paradas había más o menos lo que esperábamos en términos de vistas y de experiencias, otras nos dejaron pasmados pero cada una será preciada por razones diferentes.

Comenzamos en Massachusetts donde tomamos el transbordador de la ciudad metropolitana de Boston al encantador Cape Cod. Langostas, faros, y las dunas de arena estaban a la orden del día, caminamos más de lo que se creyera posible gracias a la notoria marea baja. Cuando finalmente nos rendimos al sueño esa noche, las brisas del océano eran el arrullo perfecto. 

Al día siguiente deambulamos por la costa hasta llegar a Providence, Rhode Island. Nuestro primer punto de vista fue desde una góndola al cual nos subimos para cruzar el río pintoresco que atraviesa lo que llaman "la ciudad renacentista".  Y como si los caminos por el río y por los parques no fueran suficientemente bellos, hicimos un tour del Museo de la Escuela de Diseño de Rhode Island (Rhode Island School of Design Museum) y nos quedamos verdaderamente fascinados por el talento. En menos de dos horas, nos encontramos en una goleta cerca de la costa de Mystic, Connecticut, dimos un paso atrás en la historia a los primeros años del siglo 20. ¿Quién visita Mystic sin entrar al restaurante de pizzas que se utilizó en una película con Julia Roberts en el 1988? ¡No nosotros! Nos sentamos en un cubículo acogedor y estábamos totalmente de acuerdo con la opinión local de que la pizza es "una porción de cielo".   

No tardamos en darnos cuenta que lo mejor de la costa del Atlántico del Norte es la variedad. El día siguiente y un poco más adelante en el camino nos encontramos en la ciudad de Nueva York. Desde los carruajes a caballo en el Parque Central (Central Park) hasta ver lo que hay en las tiendas en la Quinta Avenida (Fifth Avenue), desde un musical en Broadway hasta maravillarnos del horizonte nocturno neoyorkino, hicimos tanto como fuera posible. Pero ¿sabes qué! Solamente logramos hacer muy pocas de todas las cosas que puedes   hacer en Manhattan. ¡Pero regresaremos!

Philadelphia fue otra parada en nuestro viaje por carretera que excedió nuestras expectativas. Los Jardines Mágicos (Magic Gardens), por ejemplo, es una vecindad en donde encuentras arte mosaico en cada vuelta. Esta ciudad es parcialmente una inspiración para la renovación urbana y parcialmente un punto de referencia histórico que conmemora el nacimiento de un país libre y muchas   personas bien amistosas que aman el lugar donde trabajan y donde viven. 

¡Otro día, otro destino precioso en la zona costera! Manejamos hacia el sur en el carro y llegamos con los pies firmemente plantados en el presente (¡y en la arena!). Atlantic City, New Jersey y su famoso paseo peatonal de madera sirvió como un patio de recreo para el resto del día y también para una gran parte de la noche. Mientras la alta cocina no es la primera cosa en que piensas cuando te encuentras en la costa de Jersey, hay algunos restaurantes en Atlantic City que se pueden comparar con los mejores. Apostamos un poco, fuimos de compras y en términos generales nos encontramos en un estado de asombro durante todo el día. 

Nos quedaban solamente dos días de viaje y canjeamos la emoción de Atlantic City por las actividades disponibles en unos de los pueblos con playas por la costa de Delaware y Maryland. Al cruzar la Bahía de Delaware en transbordador, vimos delfines, ballenas y luego intentamos hacer el "skimboarding".  Devoramos pizza y papas a la francesa con vinagre de malta, seguidas inmediatamente por un helado sabor Vainilla Africana con Tocino. Oye, nos lo ganamos ¿no? 

El día siguiente comenzó con una rendición cantada del himno nacional junto con todos que estaban desayunando en una famosa delicatesen cerca de Washington D.C. ¡Qué oportuno! Al llegar a la capital de la nación, dimos una vuelta al Mall Nacional (National Mall) en bicicletas rentadas para ver los monumentos.  Quisimos comida libanesa y luego pasamos un rato en el Museo de las Noticias (Newseum). ¡Ha habido tantas historias de mayor interés durante los últimos 500 años! Luego exploramos la vecindad de Georgetown que está llena de tiendas boutique y esta fue la manera perfecta de dividir el día.   Después en la noche nuestra visita a D.C. terminó en un bar ubicado en una azotea donde pudimos admirar algunos ejemplos de la más famosa arquitectura en el mundo.  

Nuestro último día era tan divertido como todos los otros. Y eso es lo que hay en Virginia Beach. ¡Diversión! Teníamos algunas horas antes de que salieran nuestros vuelos por lo cual hicimos piragüismo en la bahía Chesapeake (Chesapeake Bay) donde vimos delfines. Al disfrutar nuestra última comida juntos, posiblemente tuvimos diferentes ideas en cuanto cuál fue la mejor aventura, pero todos estábamos totalmente de acuerdo acerca de una cosa: ¡seguramente vamos a regresar! 

Lee más acerca de este recorrido
¡Bienvenido a Visit The USA!

Ahora que está registrado, puede guardar ideas para el viaje en su maleta.

Comenzar a examinar

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos un enlace para restablecer la contraseña.

Revise su correo electrónico.

Comenzar a examinar

Se modificó la contraseña de su cuenta correctamente. Utilice la nueva contraseña para iniciar sesión.

Comenzar a examinar

Para lograr la mejor experiencia del usuario, el sitio web debe estar configurado para “permitir todas las cookies”. Si sigue adelante sin cambiar esta configuración, se asume que está de acuerdo. Puede cambiar sus configuraciones en cualquier momento desde la parte inferior de la página.

Más información sobre las cookies

Las cookies son archivos de texto muy pequeños que se almacenan en su computadora cuando visita ciertos sitios web.

Utilizamos cookies para simplificar el uso de nuestro sitio web. Puede eliminar las cookies almacenadas en su computadora, pero esta acción tal vez le impida usar ciertas partes de nuestro sitio web.

Si opta por deshabilitar las cookies que no son esenciales, el sitio web le permitirá:

  • iniciar sesión e iniciar sesión en forma automática, durante la sesión;
  • definir su país de origen para ofrecerle la versión más pertinente del sitio.

El sitio web no le permitirá:

  • limitar el mensaje de bienvenida la primera vez que visita el sitio;
  • realizar un seguimiento de cualquier actividad en el sitio a fines analíticos.

Más información sobre las cookies