Este sitio web usa cookies para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Obtén más información sobre cómo usar las cookies.

x
Aceptar
USA Radio
junio 16, 2014

Monterrey, Carmel y Big Sur


Cuando nos despertamos, lamentablemente llovía. Al parecer, California estaba atravesando un largo período de sequía, por lo que el aguacero fue recibido con alivio. La niebla de la costa, especialmente en el lado noroeste, según nos indicó un habitante del lugar, forma parte del encanto de la experiencia por la autopista Pacific Coast Highway. Decidimos aventurarnos con todos los elementos. Teníamos muchas ganas de que nuestros amigos de Japón tuvieran el mejor paseo de su vida, incluso aunque no fuera en convertible.

Lluvia y tráfico: ningún problema
Si sales de San Francisco por el sur, podrás tomar la autopista más directa, Highway 101, o bien, sumar una hora de viaje para conocer una ruta más pintoresca, la ruta estatal1, tal como hicimos nosotros. Quedamos completamente asombrados ante las fascinantes vistas de los monstruosos acantilados que rodean toda la costa a lo largo del océano Pacífico. Esa hora adicional verdaderamente valió la pena ya que pudimos tomar excelentes fotografías. 

Tal como te dirán los viajeros y guías turísticos, el valor de este fabuloso paseo por la costa se encuentra en el viaje propiamente dicho. No es difícil olvidarse de que tienes un destino en medio de un paisaje tan espectacular. Sin embargo, cuando llegamos a la península de Monterrey, nos sentíamos listos para estirar las piernas.

Conoce Monterrey y las pequeñas tiendas de Cannery Row
Ubicada a orillas de la costa, esta calle, que cobró popularidad gracias a la descripción del novelista estadounidense John Steinbeck en su obra Cannery Row, está colmada de tiendas encantadoras, restaurantes concurridos y hoteles boutique. No pudimos resistirnos. Nos detuvimos en una tienda de vinos en la que gentilmente nos ofrecieron una degustación de vinos tintos locales, acompañados de una tabla de quesos. Nos vimos obligados a aceptar la invitación, dada nuestra cercanía con la famosa zona vinícola Wine Country, en California. Sin embargo, eso queda para otro viaje. (Nota útil: los condados de Monterrey y Santa Bárbara poseen sus propias tiendas de vinos que ofrecen fantásticos vinos locales, fuera de lo que tradicionalmente se conoce como  Wine Country).

La elegancia de la playa Pebble
A continuación, nos trasladamos por 17-Mile Drive. Este camino sorprendente y sinuoso por la famosa Playa Pebble  es la sede de campeonatos y competiciones de golf, impresionantes mansiones y esporádicas muestras de automóviles antiguos. El paso por la playa Pebble es obligatorio para los amantes del golf y los automóviles. ¡Nos hubiera encantado haber tenido más tiempo para recorrerlo!  

Imperdible: la Misión de San Borromeo del Río Carmelo
A medida que el sol se mostraba e ingresábamos en Carmel, nos encontramos con un cambio de escena. Nuestra primera parada: la Misión de San Borromeo del Río Carmelo, restaurada por completo. Poder apreciar el esplendor original del siglo XVIII fue asombrosamente inspirador. Esta basílica de estilo colonial español fue una de las 21 misiones establecidas por los misioneros españoles durante los siglos XVIII y XIX. Está rodeada de magníficos jardines y ofrece distintas perspectivas e inspiraciones para el viajero. Aprendimos mucho acerca de California: su arquitectura, los nombres de los lugares y su ambiente en general provienen de esta temprana influencia colonial española. Poder apreciar su legado nos brindó una experiencia mucho más rica para nuestro viaje. 

A continuación: una buena caminata 
Una vez finalizada la experiencia cultural, era momento de explorar las grandes atracciones al aire libre. Emprendimos camino hacia el sur, en dirección a Point Lobos, una reserva natural de 536 hectáreas. Los guías amigables nos indicaron el camino para obtener vistas panorámicas de la costa y encontrar los majestuosos cipreses, donde es posible observar más de 270 especies de aves (¿lograste ver a alguna? ¡Nosotros encontramos a la garceta blanca o nívea, al chorlitejo colirrojo y al gavilán colirrojo!). A lo largo del camino, encontramos piñas, ¡algo que nuestros amigos de Japón nunca habían visto! Lo mejor de todo es que teníamos el parque prácticamente para nosotros.

Un día inolvidable, una posada inolvidable
Cansados y hambrientos, pero llenos de alegría, nos trasladamos 18 km hacia el sur hasta llegar a Big Sur River Inn. No se trata de una posada tradicional. Es toda una atracción en sí misma: un rinconcito campestre enclavado entre los exuberantes bosques de secoya de California. Es un lugar que te invita a conectarte con tus alrededores, literalmente. No había TV ni teléfono en nuestras habitaciones y, a decir verdad, con un entorno tan increíble, ni nos dimos cuenta. Nos acomodamos en el lugar y nos dirigimos hacia el restaurante en la terraza, que tenía una atmósfera acogedora similar a la de un jardín al aire libre. Nos agasajaron con un banquete de suntuosas pechugas (otra cosa que nuestros amigos japoneses probaban por primera vez) y aros de cebolla rebozados en cerveza (su nuevo bocadillo favorito), que maridaron de manera perfecta con los vinos locales. Todo esto, en un atractivo escenario con exuberante vegetación. Fue una excelente forma de relajarnos y recuperarnos. 

Mañana exploraremos más de lo que los españoles llamaban "El Gran Sur". ¿Sabes cómo llaman a esta región en la actualidad? ¡Compruébalo más adelante!

Consejo de los lugareños 
Ten tu cámara lista: captura la imagen del atardecer a medida que el sol se posa en el oeste sobre la costa paradisíaca.

Lee más acerca de este recorrido
¡Bienvenido a Visit The USA!

Ahora que está registrado, puede guardar ideas para el viaje en su maleta.

Comenzar a examinar

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos un enlace para restablecer la contraseña.

Revise su correo electrónico.

Comenzar a examinar

Se modificó la contraseña de su cuenta correctamente. Utilice la nueva contraseña para iniciar sesión.

Comenzar a examinar

Para lograr la mejor experiencia del usuario, el sitio web debe estar configurado para “permitir todas las cookies”. Si sigue adelante sin cambiar esta configuración, se asume que está de acuerdo. Puede cambiar sus configuraciones en cualquier momento desde la parte inferior de la página.

Más información sobre las cookies

Las cookies son archivos de texto muy pequeños que se almacenan en su computadora cuando visita ciertos sitios web.

Utilizamos cookies para simplificar el uso de nuestro sitio web. Puede eliminar las cookies almacenadas en su computadora, pero esta acción tal vez le impida usar ciertas partes de nuestro sitio web.

Si opta por deshabilitar las cookies que no son esenciales, el sitio web le permitirá:

  • iniciar sesión e iniciar sesión en forma automática, durante la sesión;
  • definir su país de origen para ofrecerle la versión más pertinente del sitio.

El sitio web no le permitirá:

  • limitar el mensaje de bienvenida la primera vez que visita el sitio;
  • realizar un seguimiento de cualquier actividad en el sitio a fines analíticos.

Más información sobre las cookies