Este sitio web usa cookies para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Obtén más información sobre cómo usar las cookies.

x
Aceptar
USA Radio

Lo que necesitas saber para conducir en Estados Unidos

Planea Tu Viaje

Una de las mejores formas de conocer Estados Unidos es en auto. El país tiene más de 6 millones de kilómetros de caminos que cruzan los paisajes vastos y majestuosos y que conectan las cuidades bulliciosas y las ciudades pequeñas. Aquí encontrarás siete cosas que necesitas saber para conducir de forma segura y disfrutar el trayecto en Estados Unidos.

1. Haz de “La seguridad primero” una prioridad

Abróchate el cinturón de seguridad. Podrían multarlte si no lo usas. También asegura a los niños pequeños en sillas infantiles o en sillas de bebé apropiadas para su edad en el asiento trasero.

Debes encender las luces en la noche, a partir del anochecer. Esto te permite ver con más claridad y permite que otros conductores te vean también. Hay dos configuraciones para usar las luces de noche en los vehículos. Usa la configuración más baja (luces bajas) para conducir si vienen otros autos. La configuración más alta (luces altas) debe usarse únicamente cuando conduces solo en un camino muy oscuro, como un parque o una zona de bosque. En Estados Unidos, es una muestra de cortesía cambiar de luces altas a luces bajas si aparece otro auto en el camino. Asegúrate de usar siempre la luz intermitente al cambiar de carril o al virar.

Si un conductor cercano hace algo que no corresponde y que te pone en posible peligro, toca la bocina presionando el centro del manubrio. Toca la bocina con moderación, ya que puede alarmar a otros conductores. En algunas ciudades, tocar la bocina está prohibido por ley, a menos que se trate de una emergencia.

Muchos estados han prohibido el uso de teléfonos móviles durante la conducción, especialmente el envío de mensajes de textos. Asegúrate de leer las leyes del país de destino, pero ten en cuenta que siempre es más seguro esperar y usar el teléfono una vez que hayas terminado tu viaje.

Si escuchas o ves un vehículo de emergencias, tales como una ambulancia o un camión de bomberos, con las luces o la sirena encendidas, debes reducir la velocidad e inmediatamente cambiarte a la derecha. Si ves patrullas policiales, no es necesario reducir la velocidad; sin embargo, debes hacerte a un lado para dejarlas pasar (si una patrulla policial te hace parar, no salgas del auto. El oficial de policía te indicará si necesita que salgas del vehículo).

Ya sea que conduzcas en un área urbana o rural, ten cuidado con los peatones. Si no hay semáforos, debes cederles el paso a los peatones que estén cruzando por el paso peatonal. También ten cuidado con los autoestopistas: generalmente los conductores no toman autoestopistas en Estados Unidos y, en algunos estados, está prohibido ofrecerse a llevarlos.

2. Mantente a la derecha del camino

Conduce a la derecha del camino, a menos que adelantes a otro vehículo. Al conducir en una pista de dos carriles, puedes moverte a la izquierda lo necesario para adelantar al vehículo más lento.

Las líneas en el centro del camino indican si es una zona donde está permitido adelantar o no. Las líneas amarillas indican la separación entre el tráfico que circula en direcciones opuestas y las líneas blancas indican la división de carriles para el tráfico que circula en la misma dirección. Las líneas sólidas indican que no está permitido adelantar, mientras que las líneas punteadas indican que se puede adelantar cada vez que el tráfico lo permita.

Si conduces en una pista con varios carriles, mantente a la derecha si vas más lento o si planeas virar pronto, y usa los carriles de la izquierda para adelantar. Mantente en el medio o en el carril izquierdo si conduces por más tiempo para dar espacio a los conductores que necesiten salir.

3. Respeta el límite de velocidad

Puede ser tentador conducir a gran velocidad, especialmente en uno de los tramos bellos de pista abierta de Estados Unidos, pero respeta el límite de velocidad. Los límites de velocidad se indican en millas por hora (una milla corresponde a 1,6 kilómetros) y se muestran en señales blancas. El límite de velocidad en carreteras grandes es de 65 millas por hora en general (aproximadamente 100 kilómetros por hora), aunque puede variar. El límite de velocidad en ciudades pequeñas es usualmente de 30 millas por hora (aproximadamente 50 kilómetros por hora). Al pasar de una carretera grande a pistas más pequeñas, pon atención a las señales de velocidad que te indican a cuánto conducir para integrarte al tránsito.

Ten en cuenta que también puedes tener problemas por conducir muy lento. Si no estás seguro de la velocidad a la que debes ir, sigue el ritmo de los demás autos.

4. Conoce las señales

Las señales en las carreteras pueden lucir ligeramente diferentes en distintos lugares del país, por lo que es importante estar atento. Puedes determinar en qué dirección van las carreteras de acuerdo con el número interestatal: las carreteras con números impares usualmente van de norte a sur, mientras que las carreteras con números pares, en general, de este a oeste.

Conoce las señales de tránsito típicas. Las señales de tránsito se organizan según forma y color:

Las señales rojas indican que debes detenerte o ceder el paso, o indican que algo está prohibido, como entrar a un área a la que no estás autorizado a entrar.

Las señales amarillas indican advertencias, como disminuciones del límite de velocidad próximas o un área de cruce de peatones. 

Las señales anaranjadas se usan para proporcionar información en zonas de trabajo e información sobre el mismo lugar.

Las señales verdes guían sobre asuntos como la distancia a ciudades cercanas.

Las señales azules proporcionan información útil sobre asuntos como paradas de descanso próximas y atracciones culturales. 

Las señales de tránsito también se agrupan de acuerdo a la forma. Las señales rectangulares se usan para propósitos instruccionales; las octagonales indican el deber de detenerse, las circulares advierten sobre paso niveles; las triangulares hacia abajo indican que debes ceder el paso; y las que tienen forma de diamante son de advertencia.

5. Prepárate para el semáforo

El semáforo se usa para guiar a los conductores en los cruces. El orden en el que las luces del semáforo cambian en Estados Unidos es: de verde a amarillo y a rojo, y después cambia directamente al verde. El verde indica seguir, el amarillo indica bajar la velocidad y continuar con precaución, y el rojo indica detenerse totalmente.

A menos que alguna señal indique lo contrario, virar a la derecha con luz roja después de detenerse totalmente está permitido. Muchos semáforos tienen cámaras instaladas para grabar a los conductores que no se detienen cuando el semáforo muestra luz roja. Si una cámara te graba haciendo esto, puedes recibir una multa que la compañía de alquiler te hará llegar, así que sé cuidadoso. Cuando vires a la izquierda, cede el paso al tráfico que se aproxima.

Las intersecciones con cuatro señales de detención en vez de un semáforo (conocidas como "intersección de cuatro caminos con señal de detención [stop])" también son comunes en Estados Unidos. En este caso, cede el paso a quienes llegaron a la intersección antes que tú. Si llegas al mismo tiempo, el auto de la derecha tiene derecho a pasar. Si no estás seguro de qué hacer, espera a que los otros conductores te indiquen claramente que es tu turno de seguir.

6. Planifica los peajes 

Muchas carreteras y puentes grandes cobran peajes, que pueden ir de menos de un dólar a casi $20. Antes de comenzar tu viaje, comprueba si tendrás que pagar peajes, según la ruta que sigas, y cuánto dinero necesitarás. Muchos sistemas de posicionamiento global (GPS) como Google Maps señalan los peajes en las rutas. Muchas casetas de peaje aceptan tarjetas de crédito, aunque algunas exigen el dinero exacto, por lo que es buena idea viajar con cambio o con billetes de dólar en el caso de que surja un peaje inesperado. En algunas ocasiones, hay rutas alternativas disponibles que circunvalan los peajes de las rutas, así que asegúrate de ver el mapa.

Si planeas un viaje extenso por carretera, pregúntale a tu agencia de alquiler de vehículos si cuenta con algún programa de peajes, como EZPass. El programa proporciona dispositivos que se colocan en el parabrisas y que te permiten pasar por los peajes rápidamente, lo que te libera de las filas de espera y de tener que hurgar para encontrar el dinero. Sin embargo, no todos los estados ofrecen recaudación electrónica de peajes: EZPass se ofrece solo en 15 estados a lo largo de la costa este, mientras que se pueden encontrar otros programas electrónicos de peajes en varios estados.

7. Atento al estacionar

Las reglas para estacionar en la calle varían ampliamente, así que pon mucha atención a las señales que indican límites de horas, tarifas y restricciones. Muchas áreas urbanas tienen aparcamientos que evitan el estrés de tener que buscar un estacionamiento en la calle, pero pueden ser caros.

Cuando estaciones en la calle, mira si hay parquímetros o kioscos de pago, los que permiten pagar con tarjeta de crédito. También hay aplicaciones como Parkmobile que permiten pagar el estacionamiento a través de tu smartphone. En ciudades más pequeñas, espera encontrar parquímetros que usan monedas, así que asegúrate de llevar cambio. Considera la hora al usar parquímetros; usualmente las tardes y los domingos no se cobra.

Cuando estaciones al costado de una cuneta, estaciónate con la parte delantera del auto en la misma dirección que el tráfico (frente primero).

Este artículo te lo trajo Alamo.

Planea Tu Viaje
¡Bienvenido a Visit The USA!

Ahora que está registrado, puede guardar ideas para el viaje en su maleta.

Comenzar a examinar

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos un enlace para restablecer la contraseña.

Revise su correo electrónico.

Comenzar a examinar

Se modificó la contraseña de su cuenta correctamente. Utilice la nueva contraseña para iniciar sesión.

Comenzar a examinar

Para lograr la mejor experiencia del usuario, el sitio web debe estar configurado para “permitir todas las cookies”. Si sigue adelante sin cambiar esta configuración, se asume que está de acuerdo. Puede cambiar sus configuraciones en cualquier momento desde la parte inferior de la página.

Más información sobre las cookies

Las cookies son archivos de texto muy pequeños que se almacenan en su computadora cuando visita ciertos sitios web.

Utilizamos cookies para simplificar el uso de nuestro sitio web. Puede eliminar las cookies almacenadas en su computadora, pero esta acción tal vez le impida usar ciertas partes de nuestro sitio web.

Si opta por deshabilitar las cookies que no son esenciales, el sitio web le permitirá:

  • iniciar sesión e iniciar sesión en forma automática, durante la sesión;
  • definir su país de origen para ofrecerle la versión más pertinente del sitio.

El sitio web no le permitirá:

  • limitar el mensaje de bienvenida la primera vez que visita el sitio;
  • realizar un seguimiento de cualquier actividad en el sitio a fines analíticos.

Más información sobre las cookies