Skip to main content
Faro de St. Simons en las Golden Isles, Georgia

Georgia

Islas Doradas de Georgia: Un día en la Isla de St. Simons

1 of 6
Fort Frederica National Monument en St. Simons, Georgia

Georgia

Islas Doradas de Georgia: Un día en la Isla de St. Simons

2 of 6
Las vistas de Christ Church Frederica en St. Simons Island, Georgia

Georgia

Islas Doradas de Georgia: Un día en la Isla de St. Simons

3 of 6
Vista aérea del Neptune Park Fun Zone en St. Simons, Georgia

Georgia

Islas Doradas de Georgia: Un día en la Isla de St. Simons

4 of 6
Veleros cerca de la costa de las Golden Isles en Georgia

Georgia

Islas Doradas de Georgia: Un día en la Isla de St. Simons

5 of 6
Parte del Fort Frederica National Monument del siglo XVIII en St. Simons, Georgia

Georgia

Islas Doradas de Georgia: Un día en la Isla de St. Simons

6 of 6
  • States:
    Georgia

Estas islas ricas en tradición y belleza escénica reciben su nombre debido a los colores otoñales de sus enormes pantanos.

Cuando los exploradores españoles llegaron a la costa sudeste de Georgia en busca de oro, encontraron hermosas playas y pantanos dorados. Los visitantes actuales disfrutarán de las maravillas naturales y de la cultura e historia de la Isla de St. Simons, la Isla Little St. Simons, Isla de Jekyll y la Isla Sea, los cuatro destinos que, junto con la ciudad continental de Brunswick en Georgia, conforman las Islas Doradas. Pasa un día de relajación en la Isla St. Simons, la isla barrera más grande del grupo, donde puedes explorar los lugares históricos, disfrutar de la belleza natural y realizar compras.

Comienza el día en el muelle

Comienza tu estadía en la Isla St. Simons viendo pasar a la gente y disfrutando de los hermosos paisajes en el Muelle de pesca de St. Simons. Una gran cantidad de turistas y residentes vienen aquí a pescar, a observar una espectacular puesta de sol frente al mar o a pasar un buen momento. Cerca del muelle de pesca se encuentran Mallery Street y Pier Village, un área animada donde los visitantes pueden realizar compras y cenar en pequeñas boutiques y restaurantes locales. Mira las vitrinas de las pintorescas tiendas y deléitate con el tentador aroma proveniente de las terrazas de los restaurantes. Si viajas con tu familia, lleva a los niños a disfrutar del Parque Neptune, a solo unos pasos del muelle. El Parque Neptune tiene zonas de juego, mesas de picnic y un campo de golf en miniatura. A los niños les encantará Fun Zone, con sus toboganes de agua, piscinas con entradas tipo playa y áreas de estanques. Lo mejor de todo es que queda frente al océano, lo que convierte tu día en la isla en un paseo hermoso y relajado.

Más información

Asciende al faro

Cerca de la calle Mallery está el Faro St. Simons. Sube los 129 peldaños para llegar a lo más alto del faro y disfruta de las increíbles vistas del Parque Neptune, la isla Jekyll y el resto de la hermosa costa. La iluminación original, basada en petróleo, se convirtió en electricidad en 1934 y aún se mantiene activa. Aún usa el lente Fresnel original de tercera orden. El museo y la tienda de regalos al pie de la torre son lugares que valen la pena visitar.

Más información

Visita sitios históricos

La Fortaleza Frederica queda a unos 20 minutos en automóvil desde el faro. Esta fortaleza se construyó para proteger los intereses británicos contra de los españoles. Recibe su nombre por el Príncipe de Gales, Frederick Louis y se estableció como un puesto de defensa el 16 de marzo de 1736. Su fundador, James Edward Oglethorpe, llegó a este lugar para defender los intereses militares británicos y también por motivos comerciales y filantrópicos. Los primeros colonos en llegar fueron 44 hombres, 72 mujeres y niños provenientes de territorios ingleses, escoceses y alemanes. Pocos años después el número había ascendido a 1.000 colonos. En la actualidad, solo quedan en pie los restos de las ruinas abandonadas luego del incendio de 1758. Los restos de los muros (construidos con “tabby”, que era una mezcla de arena, agua y conchas de ostra hervidas) dan una idea de cómo era la arquitectura en ese entonces y los robles cubiertos de musgo español que rodean el lugar son el complemento perfecto.

A solo unos minutos de la fortaleza puedes visitar la Iglesia Christ Church, Frederica, una construcción con un diseño en forma de cruz y con magníficos vitrales en las ventanas. Es una de las iglesias más antiguas de Georgia. La construcción original se destruyó durante la Guerra Civil y Anson Dodge estuvo a cargo de la reconstrucción en 1889, en homenaje a su esposa Ellen, quien murió en India durante su luna de miel. Junto al jardín está el cementerio de la Iglesia Christ, donde se pueden encontrar tumbas de los primeros colonizadores y de habitantes famosos de Georgia. Las lápidas más antiguas datan de 1803. También cerca de la fortaleza hay un lugar que sale de lo común, el Memorial y Jardines Wesley. Dedicado a los Reverendos John y Charles Wesley, este último fue el autor del popular himno navideño “Hark! The Herald Angels Sing” (“Escuchen, los ángeles heraldos cantar”), los jardines son hermosos y tranquilos. Programa tu visita en primavera para ver las azaleas en flor. Entre los árboles cubiertos de musgo español y las flores, es difícil imaginar un lugar más tranquilo. La atracción principal de este monumento es una cruz celta fabricada en piedra de Georgia.

Más información

Compras y gastronomía

Además de la belleza natural, las playas, el muelle de pesca, un cine y un teatro, la Isla St. Simons cuenta con lugares galardonados para cenar y algunas de las mejores tiendas en la costa de Georgia. Algo que notarás al llegar aquí es que la mayoría de las tiendas y los restaurantes pertenecen a familias locales, en lugar de ser grandes cadenas. La cordialidad del personal es un excelente reflejo del nivel de atención que recibe el visitante. Si ir de compras te provoca hambre, pasa por el restaurante Bennie’s Red Barn, fundado en el año 1954. Este restaurante, el más antiguo de la Isla St. Simons, está inspirado en Alemania, ya que su fundador se refugió en un granero alemán mientras era soldado durante la Segunda Guerra Mundial.

Después de recobrar las energías, busca los llamados espíritus de los árboles, que son caras talladas en los majestuosos robles de la isla. Estos inquietantes rostros representan a los marineros que perdieron sus vidas en el mar. Un mapa en línea, te mostrará dónde se encuentra cada espíritu, pero resiste la tentación y disfruta buscándolos tú mismo.

Isla Little Simons

La Isla Little Simons solo se puede acceder en bote desde el extremo norte de la Isla St. Simons. La cabaña en la Isla Little Simons tiene capacidad para 32 huéspedes, así que si estás buscando un lugar privado para escapar en grupo, este es el lugar. Incluso si decides no hospedarte allí, puedes dar un paseo en el día y recorrer la isla con un guía para aprender sobre este paisaje virgen. O puedes desconectarte por completo y disfrutar de la tranquilidad de las playas vírgenes y la belleza de la vida silvestre de la isla.

Más información

Explorar más