Skip to main content

El Yunque Rainforest (selva de El Yunque) ha sido desde hace mucho tiempo una preciada joya de la isla. Se le conoce como "El Yunque" debido a un pico plano. El rey Alfonso XII de España proclamó el área como una reserva protegida en 1876. En 1903, el presidente estadounidense Theodore Roosevelt declaró que sería la Luquillo Forest Reserve (Reserva Forestal de Luquillo). En 1971, se descubrió una nueva especie de ave en las cimas más elevadas del bosque: la reinita de Ángela.

El Yunque es el paraíso de los excursionistas, con unos 38 kilómetros de senderos recreativos. Los senderos varían en longitud, altitud y dificultad. Algunas excursiones populares incluyen el sendero La Coca y el Juan Diego, que llevan a estanques naturales. El sendero La Mina conduce a La Mina Falls (cascada La Mina), una caída de agua en la que se puede nadar. El sendero Mt. Britton lleva a impresionantes vistas desde la cima del Mt. Britton (Monte Britton), a 941 metros de altura, y a su torre de observación. Una torre de observación de más fácil acceso es la Yokahú Tower (Torre Yokahú), que tiene al lado un estacionamiento. La torre, a 480 metros de altitud, ofrece a los visitantes vistas impresionantes de 360 grados de la isla.

Además del senderismo, hay mucho que hacer en la selva. Toma una guía y estudia las especies de plantas nativas. Mantén los ojos abiertos para admirar una gran variedad de aves, incluidos los pájaros carpinteros, los pájaros mango gorgiverdes y el famoso loro puertorriqueño. Si buscas emociones un poco más vertiginosas, ponte un arnés para ir a volar entre el exuberante canopy en el Rainforest Zipline Park (Parque Rainforest Zipline). O bien, disfruta de vistas de la selva mientras montas a caballo por las riberas del Mameyes River (río Mameyes) en un recorrido de Carabalí Rainforest Park (Parque Carabalí Rainforest).

La selva está a aproximadamente una hora en auto de San Juan, y hay diversas empresas locales que ofrecen visitas guiadas de la zona.