Skip to main content

Rica en historia, cultura y héroes olvidados, junto con pueblos y aldeas sin descubrir, la experiencia en las Islas doradas es una de las más valiosas a lo largo de la costa atlántica. Elementos culturales como canciones, historias, danzas, gastronomía y arquitectura y otros numerosos factores ayudan a definir la zona.

Seguir los pasos de los primeros visitantes de la zona otorga una idea de la seducción de la costa. Recorriendo los caminos trillados por los bosques vírgenes y remando los cursos de agua, los nativos norteamericanos disfrutaron del botín de caza y mariscos que ofrecía la zona. Hoy, los restos visibles de anillos de conchas, tanto en el continente como en las islas, dan fe de muchísimos visitantes.

Hermosos pantanos rodean la zona y las playas de arena se extienden por kilómetros. El golf de clase mundial está en todas partes, con cientos de hoyos aprovechando al máximo las vistas sobrecogedoras de las Islas doradas. Los monumentos históricos, museos y galerías de arte presentan la historia de fondo y los legados de la zona. Desde pintorescos albergues que ofrecen cama y desayuno hasta hoteles cinco estrellas, hay algo para cada uno en las Islas doradas

En esta tierra abundante en diversidad y paisaje marino, actividades como la pesca de agua salada, la navegación, el kayaking y la observación de aves continúan creciendo en popularidad. Los ecosistemas marinos saludables proporcionan muchos beneficios sostenibles, desde el turismo hasta la recolección de mariscos frescos. Es solo a través de la administración prudente de nuestro entorno generosamente dotado, que la especial belleza y la vida de la costa de Georgia serán preservadas para las generaciones venideras.

Hay una cultura inconfundible aquí en las Islas doradas que está fundada en la tradición y es tan acogedora que lo notarás inmediatamente después de tu llegada. Un trato afectuoso con los visitantes, un intenso orgullo por la historia de la región, la belleza del paisaje, los bosques de pinos y ríos serpenteantes, constituye una mezcla de muchos componentes, donde el mismo aislamiento del Sur contribuyó a refinar esta cultura. Los platos del Lowcountry, un buen partido de fútbol del sábado, el mar, el golf, las playas, los pueblos pintorescos, las reuniones familiares, las diversas iglesias grandes y pequeñas y la música que flota en el aire, todo ello da forma a la cultura de las Islas doradas.

Una única línea corre a través de este mágico lugar. Algunos dicen que se debe a los pantanos dorados, mientras que otros dicen que son las cálidas playas de arena y los cielos teñidos al atardecer. Es ambas cosas y mucho más. Esto va más allá de un cierto encanto y una hospitalidad sureña que brindan una cordial bienvenida a todos los visitantes y es sobre lo cual el destino reclama su derecho y extiende una bienvenida.

Bienvenidos a las Islas doradas de Georgia, un lugar encantador como ningún otro. 

Hot Air Balloon over Asheville, North Carolina
Ver más

Experiencias cercanas

Ver más experiencias

Sitio de viajes oficial de Golden Isles

Explorar más