Skip to main content
Desfile de patos del Peabody Hotel
1 de 1
  • Estados:
    Tennessee

Todos los días en el Peabody Hotel (Hotel Peabody) en Memphis, Tennessee, un grupo de consentidos patos camina por la alfombra roja hasta su fuente favorita.

Cada día durante casi cien años, un grupo de patos deja su penthouse en el Peabody Hotel y camina por una alfombra roja para pasar el día jugando en la fuente del vestíbulo.

Esta extravagante tradición se remonta a principios de la década de 1900 cuando el gerente general del Peabody regresó de un viaje de caza sin frutos y colocó un grupo de patos en la fuente del hotel a modo de broma. Los huéspedes quedaron tan encantados con la incorporación de las adorables aves que los propietarios decidieron quedarse con ellas. Lo que comenzó como una simple broma ha continuado durante años y ahora es una exhibición diaria a bombo y platillos.

Échale un vistazo a la tradición diaria de patos

Cada mañana a alrededor de las 11:00 a. m., los patos se llevan desde su penthouse en la azotea hasta una alfombra roja rodeada de espectadores. Acompañados de una marcha de Sousa, los cinco patos caminan por una pequeña escalera personalizada hacia las tranquilas aguas de la fuente de mármol, donde nadan hasta que una vez más vuelven a subir las escaleras a alrededor de las 5:00 p. m. La ceremonia completa está precedida por el “Duckmaster” (maestro de patos), cargo que originalmente ocupó un entrenador de circo que se unió al hotel en la década de los 40 y que ahora desempeñan celebridades ocasionales como Molly Ringwald o Peter Frampton.

Cuando no se encuentran marchando para los huéspedes del hotel, los patos viven en un recinto de USD 200 000 en el techo del hotel, diseñado para verse como un penthouse a tamaño escala. Las paredes están hechas de vidrio, de modo que los visitantes que no pueden esperar al desfile diario puedan subir y ver a las famosas aves viviendo su mejor vida. Puede que haya comenzado como una broma, pero la popularidad del Peabody Duck March (Desfile de Patos de Peabody) demuestra que los propietarios de este hotel definitivamente no son charlatanes.

Lo que debes saber antes de ir

Los niños pueden sentarse en el borde de la alfombra roja para ver el desfile desde primera fila. Para los adultos, es mejor llegar temprano para conseguir un buen lugar para observarlo. Recomendamos conseguir una mesa y pedir una bebida, ya que será una larga espera. También puedes subir las escaleras, conseguir un asiento y ver el desfile desde arriba.

Contenido creado originalmente para Atlas Obscura.

Más información

Temas relacionados:

Explorar más
La Sunsphere, construida para la World's Fair de 1982, se impone sobre el centro de Knoxville

Destino

Knoxville

El animado distrito costero del centro junto al Cumberland River

Destino

Nashville

Cabaña de madera en Oak Haven Resort

Destino

Sevierville