Skip to main content
Disfruta de lo mejor de Vermont en un viaje entre las hojas otoñales
1 de 1
  • Estados:
    Vermont

Los estados de Nueva Inglaterra son famosos por sus follajes increíbles; y Vermont, con casi dos tercios cubiertos de bosque, quizás sea el mejor lugar para ver cómo las hojas de los árboles se tiñen en tonos rojo, naranja y amarillo en otoño.

A medida que las temperaturas bajan, toma las carreteras del campo para ver y fotografiar este sorprendente caleidoscopio de colores cambiantes: una actividad conocida por los habitantes de Vermont como "leaf peeping" (observación de hojas). Vermont es uno de los mejores lugares de Nueva Inglaterra para apreciar las hojas de los árboles gracias a su abundancia de arces azucareros. Estos árboles presentan más tonos que otras variedades. Bono adicional: Su salvia se usa para producir el verdadero jarabe de arce. Lamentablemente, puede ser difícil predecir cuándo las hojas del otoño se encuentren en su punto más llamativo. El momento del cambio de color varía de un año a otro y depende de muchos factores, desde el clima hasta la elevación. La mayoría coincide en que la mejor época es de fines de septiembre hasta comienzos de octubre.

Sal a la carretera

Inicia tu viaje por carretera en el norte de Vermont, donde los colores comienzan a cambiar primero, y dirígete al sur, donde puedes cruzar los famosos puentes cubiertos del estado y conducir por pueblos históricos muy pintorescos. Recuerda empacar una chaqueta abrigada, calzado cómodo, guantes y una bufanda, ya que el clima cambia con rapidez. 

Vuela a la ciudad más poblada de Vermont a través del Burlington International Airport, ubicado a solo 10 minutos del espectacular Lake Champlain (lago Champlain). Este lago azul brillante y sus costas están rodeados de árboles en plena transición otoñal, lo que marca el punto de partida perfecto para tu recorrido. Finaliza el día en el mercado Church Street Marketplace, un animado destino peatonal gastronómico y de compras.

Dirígete a Stowe

A 58 kilómetros desde Burlington, un trayecto en auto de 45 minutos

Continúa al pueblo de montaña de Stowe a través de la I-89 y la Route 100 (Ruta 100), o si tienes tiempo, toma el recorrido panorámico más extenso por el paso Smuggler's Notch. Este dramático paso de montaña muestra bosques con colores brillantes y afloramientos de roca antes de desembocar en Stowe.

Stowe, conocida como la "Capital de esquí del este", es la cuna del esquí nórdico en Estados Unidos, pero es incluso más hermoso para visitar antes de que comience a caer la nieve. Mira las hojas cambiantes desde arriba en la Gondola SkyRide mientras subes hacia la cima del Mount Mansfield (monte Mansfield), el pico más alto de Vermont. Realiza una caminata en la cima para fotografiar las hojas coloridas, o regresa al pueblo para recorrer la fábrica de Ben & Jerry's y probar sus famosos helados.

Observa Montpelier desde lo alto

A 36 kilómetros de Stowe, un trayecto en auto de 30 minutos

Desde Stowe, conduce a la capital de Montpelier. La oficina de gobierno, decorada con su domo dorado, tiene el telón de fondo de las hojas coloridas en el otoño, lo que la convierte en un sitio ideal para tomar hermosas fotografías. Si quieres verla desde arriba, visita el Hubbard Park (Parque Hubbard) y sube 16 metros por los escalones de la torre de observación para apreciar vistas panorámicas de las hojas del otoño.

Encanto del viejo mundo en Woodstock

A 87 kilómetros desde Montpelier, un trayecto de una hora

Toma la Route 12 (Ruta 12) al sur hasta Northfield Falls, donde encontrarás tres puentes cubiertos a aproximadamente 400 metros entre sí: el Upper Cox, el Lower Cox y el Northfield Falls. Continúa hacia Woodstock, un pueblo pintoresco de Nueva Inglaterra en las orillas del Ottauquechee River (río Ottauquechee). El pueblo aloja el único parque nacional de Vermont, así como pintorescas tierras de cultivo rodeadas de árboles en plena transición otoñal. 

Este pueblo histórico encantador también cuenta con tres puentes cubiertos, incluido uno de los más antiguos de Vermont, el Taftsville Covered Bridge (Puente Cubierto Taftsville), construido en 1836.

Termina en Brattleboro

A 106 kilómetros desde Woodstock, un trayecto de una hora

Este pueblo moderno, ubicado en la línea que marca el límite entre Nuevo Hampshire y Vermont, es famoso por sus galerías, su escena gastronómica y sus actividades recreativas al aire libre. Dedica tiempo a recorrer el encantador pueblo histórico antes de mirar las hojas en el Hogle Wildlife Sanctuary (Santuario de Vida Silvestre Hogle). O alquila un kayak o una canoa, y recorre el Connecticut River (río Connecticut) para disfrutar de los colores del otoño.

No te pierdas los puentes cubiertos históricos de Vermont

Muchos de los puentes icónicos de Vermont se mantienen desde el siglo XIX, y su construcción única continúa deleitando a los visitantes en la actualidad. Más de 100 puentes siguen intactos, y podrás ver algunos de los mejor preservados en este viaje por carretera. Aquí encontrarás algunos de los más populares:

- Stowe: El Gold Brook Covered Bridge es un puente cubierto confeccionado con madera de tonos oscuros famoso por estar embrujado. 
- Cerca de Montpelier: El puente cubierto Slaughter House Covered Bridge es uno de los cinco puentes que subsisten del siglo XIX. 
- Woodstock: Es el único lugar de Vermont donde puedes ver dos puentes al mismo tiempo, los puentes cubiertos Northfield Fall Covered Bridge y Lower Cox Brook Covered Bridge.
- Brattleboro: El Creamery Covered Bridge es el mejor lugar para capturar una foto auténtica de un puente de Vermont. Esta hermosa estructura roja solo está abierta para peatones.

Explorar más