Skip to main content
Fenelon Place Elevator
1 de 1

Este corto y empinado funicular en Dubuque, Iowa, te llevará de vuelta a la década de 1800.

¿Paseando por Dubuque, Iowa, y muy cansado como para subir a pie la colina junto a Fenelon Place? Gracias al Fenelon Place Elevator, autodenominado como el ferrocarril más corto y empinado del mundo, no será necesario que hagas esfuerzos adicionales.

Como es de esperar, el empresario adinerado, J.K Graves construyó la pequeña vía férrea originalmente en el año 1882. Su casa estaba ubicada en la cima de la colina y el banco en el que trabajaba estaba en la parte baja. Encontraba que el viaje era básicamente insoportable, ya que era un obstáculo cuando iba por su cena preferida y en su rutina de sueño. Así que construyó el llamado ascensor (que en realidad es un funicular) para su uso personal. La versión original del ferrocarril inclinado constaba de un vagón de madera que subía y bajaba por la colina a través de una manivela a vapor, pero ese formato del ascensor se quemó solo dos años después de haberlo construido.

Vista desde dentro del ascensor
Ver más

Avanzando

Graves lo reconstruyó y notó el interés local en su medio de transporte, por lo que lo abrió al público por cinco centavos el paseo. El corto viaje se desplaza por tan solo 90 metros cuesta arriba.

Tras otro incendio en el año 1893 que nuevamente destruyó los vagones, un pequeño grupo de lugareños conformó la Fenelon Place Elevator Company y comenzó a funcionar como la administración del tren con el consentimiento de Graves. El sitio fue creciendo con el paso de los años y se incluyeron elementos en la cabina del operador, como un pequeño departamento sobre ella, donde los lugareños iban a jugar cartas.

El Fenelon Place Elevator sigue en funcionamiento todos los años entre abril y noviembre y está protegido como un Monumento Histórico Nacional. Lamentablemente, el precio ha aumentado a USD 3 por un viaje de ida y vuelta. Aunque es difícil confirmar si esta es la vía férrea más corta o empinada del mundo, probablemente sea la forma más rápida para llegar a sentirte como una persona rica de principios del siglo XIX.

Lo que debes saber antes de ir

La admisión se paga en la cima de la pendiente. Puedes subirte en la parte inferior de la colina y pagar en la cumbre. La admisión de viajes ida y vuelta, a partir de diciembre del 2018 es de USD 3 para adultos y USD 1,50 para niños. La atracción está en funcionamiento entre el 1 de abril y el 30 de noviembre.

Contenido creado originalmente para Atlas Obscura.

Más información
Explorar más