Skip to main content
Canyon de Chelly National Monument en Arizona

Arizona

Guía con los mejores consejos para disfrutar el Canyon de Chelly National Monument

Por: Eli Ellison

1 de 1
  • Estados:
    Arizona

El Canyon de Chelly recompensa a los viajeros más intrépidos con vistas espectaculares y escenas de la vida tradicional de los aborígenes estadounidenses.


En el estado de Arizona, cerca de su borde este, el Canyon de Chelly (pronunciado de-SHAY) premia a los intrépidos viajeros con paisajes espectaculares y pantallazos de la vida típica de los aborígenes estadounidenses.

En la reserva de indígenas navajo, a 379 kilómetros al noroeste de Albuquerque, Nuevo México, este dramático cañón con muros de arenisca conserva las centenarias viviendas y el arte rupestre de los anasazi, junto a los campamentos y a las imágenes grabadas de los pueblos prehistóricos, los primeros en asentarse en el cañón hace miles de años atrás. Los navajos han poblado estos terrenos por más de 300 años.

Entre los muros de 305 metros de alto del cañón se encuentran riachuelos delimitados por álamos que serpentean por brillantes prados verdes, granjas modestas, enormes monolitos de arenisca y uno que otro hogan (una vivienda estilo navajo tradicional). En los muros del acantilado podrás observar pequeñas viviendas de adobe y grupos de diseños grabados en rocas, llamados petroglifos, en los que se representan figuras de animales, espirales, serpientes y otros símbolos que activan la imaginación.

Qué ver en el Canyon de Chelly

Observa, desde una de las dos rutas panorámicas por el borde, el cañón. Cada una consiste en un viaje de ida y vuelta de 64 kilómetros desde el centro de visitantes y están marcadas con miradores panorámicos. Las mejores horas para fotografiar a lo largo del camino de la vertiente norte son las de la mañana. Puedes sacar excelentes fotografías en el magnífico Antelope House Overlook.

Conduce por el camino de la vertiente sur durante la tarde, cuando la luz más tenue permite sacar fotos más ricas y coloridas desde siete miradores del cañón repletos de fotógrafos y vendedores navajos que venden artículos de cerámica artesanales, joyas, pinturas y otros objetos.

El broche de oro de la vertiente sur es la monolítica Spider Rock: dos columnas de arenisca que se elevan hasta alcanzar 244 metros sobre el suelo del cañón. Desde el estacionamiento del mirador, un breve sendero a pie te lleva a sorprendentes vistas de esta icónica formación rocosa.

Spider Rock es una icónica formación rocosa imperdible en el Canyon de Chelly.

Spider Rock es una icónica formación rocosa imperdible en el Canyon de Chelly.
Ver más
NPS

Qué hacer en el Canyon de Chelly

Aunque está bajo la administración y el cuidado del Servicio de parques nacionales de Estados Unidos, el terreno pertenece a la tribu navajo y es considerado un terreno sagrado. Los navajos viven y mantienen granjas en funcionamiento dentro del cañón, lo que brinda un lugar único para visitar. Solo puedes entrar al cañón, a excepción de un único sendero, escoltado por un guía navajo autorizado.

El sendero White House Trail —con un total de 4 kilómetros de ida y vuelta— comienza en White House Overlook en el camino de la vertiente sur, a unos 9,6 kilómetros del centro de visitantes. No es necesario tener un guía navajo para esta caminata escarpada y serpenteante hasta el fondo del cañón, donde tu destino final es White House Ruin, una antigua vivienda en el acantilado. Las ruinas, que se remontan hasta cerca del 1200, ocupan un hueco cerca de la base de un escarpado acantilado de 152,4 metros de alto. Hay rejas que evitan la posibilidad de escalar en el sitio arqueológico, pero aun así es una maravilla para la vista. Hay baños públicos cerca, como también vendedores navajos con bebidas y bocadillos, entre los que se incluye el tibio pan frito navajo (masa sumergida en aceite) servido con aderezos como miel, canela y azúcar en polvo.

Los guías navajos lideran paseos en vehículos 4x4, a pie y a caballo dentro del cañón. El recorrido que elijas dependerá de tu presupuesto y del tiempo que dispongas. Una de las excursiones más populares del cañón son los recorridos denominados "shake and bake", conocidos por ser agitados y calurosos, que ofrece Thunderbird Lodge. Para este movido recorrido de tres horas, te subirás a un resistente camión plataforma que puede transportar a una docena de pasajeros. Los guías indican el antiguo arte rupestre y hablan de la mitología de los navajos mientras visitas ruinas como Antelope House y White House. Por un poco más de dinero, puedes unirte a un recorrido privado en un vehículo 4x4 con un operador, como con los recorridos Antelope House Tours.
Una alternativa poco conocida es la de conducir por el cañón en tu propio vehículo 4x4 (es necesario debido a los caminos con bancos de arena profundos) siempre y cuando un guía navajo te acompañe. Encontrarás guías ofreciendo sus servicios en el estacionamiento del centro de visitantes.

Puedes caminar por White House Trail solo. Para explorar más el área, sin embargo, necesitarás a un guía navajo.

Puedes caminar por White House Trail solo. Para explorar más el área, sin embargo, necesitarás a un guía navajo.
Ver más

Alojamiento

Dentro del monumento, Thunderbird Lodge ofrece habitaciones básicas en terrenos tranquilos rodeados por álamos. La relajada ciudad navajo de Chinle, junto a la entrada del parque, posee cadenas de moteles. No esperes lujos. Prepárate para tarifas elevadas entre abril y diciembre.

Explorar más
Vista de las montañas tras un impresionante lago

Destino

Flagstaff

Impresionantes vistas desde Mt. Lemmon

Destino

Tucson

Copper Blues, Phoenix, cena exterior, viva nocturna, aire libre

Experiencia

Lujo en Phoenix