Skip to main content
Lady Lark y amigos disfrutando de una cervecería en Mineápolis, Minnesota
1 de 1
  • Estados:
    Minnesota

Es una escena familiar en Betty Danger’s Country Club: dos personas sentadas en un auto, subiendo lentamente hacia las nubes.

Ambos esperan pacientemente, apreciando el cambio de perspectiva cada pocos minutos. Y luego, finalmente, te encuentras en la parte superior. Allí arriba, el mundo está quieto. Allí arriba, tu mirada está al nivel del horizonte de la ciudad. Allí arriba, puedes comer tacos.

Ese es el escenario en Betty Danger’s, un bar y restaurante en Mineápolis, Minnesota, que se considera un club de campo para el 99 %. ¿Su misión? Proteger a la clase creativa. (Y beber margaritas mientras lo hacen).

De restaurantes a cervecerías, de salas de música a galerías, además de sus lagos y senderos naturales, Mineápolis opera con una modesta energía creativa. Lady Lark, un artista de soul-pop y oriunda de Twin Cities nos aclara: "Esta energía es tan inesperada para una ciudad pequeña como Mineápolis, pero está muy, muy viva y fuerte aquí."

El sonido de Mineápolis

A medida que se asentaban los colonos europeos del siglo XIX, se fueron fusionando los sonidos celtas, escandinavos y alemanes; de esta forma se sembraron las semillas para las primeras ejecuciones de folk, góspel y jazz. Mineápolis fue el hogar de Prince, Bob Dylan y aquí se puede encontrar la única orquesta de cámara a tiempo completo de todo el país.

Mientras Bob Dylan saltó a la fama por su sello personal de austeras canciones folk, Prince lideró una nueva era de la música en los años setenta. Su estilo evolucionó hasta convertirse en lo que ahora se conoce como el sonido de Mineápolis. Al igual que su ciudad homónima (y creadora) es vibrante, único y un poco difícil de precisar. Lady Lark lo describe como: "Ese ritmo pop de los ochenta y noventa: con mucho sintetizador, con algún elemento de funk y soul. Es un sonido que inspira deseo."

Lady Lark mirando música en la tienda Electric Fetus

Lady Lark mirando música en la tienda Electric Fetus
Ver más

El Capri Theater

En Mineápolis, los teatros de la comunidad eran considerados como elementos esenciales del barrio: un espacio modesto para celebrar reuniones del ayuntamiento, celebrar bodas, escuchar música en vivo y compartir el arte.

En 1979, el Capri funcionaba principalmente como un cine, pero como aprendimos en Mineápolis, incluso los lugares más modestos pueden inspirar una enorme creatividad. Entre las proyecciones de la semana y las matinés del domingo, la pantalla se enrollaba y la sala se transformaba en un espacio que albergaba batallas de bandas, espectáculos de cocina en vivo y reuniones comunitarias.

Fue también durante ese año cuando Capri acogió un evento benéfico de la comunidad para ayudar al propietario del teatro. Por USD 4,25, las personas de la audiencia, sin saberlo, fueron testigos de la historia musical. Lady Lark señala: "Aquí tocaba Prince, antes de que se convirtiera en el grandioso Prince. Estuvo en este escenario rasgueando su guitarra. Probablemente, haciendo alguno de sus espectaculares splits. Es casi como si pudiera verlo ahora."

Hoy, el Capri es el último teatro comunitario que sobrevive en el norte de Mineápolis. Esperan poder revivir la tradición del teatro comunitario mediante la expansión de sus programas de música, arte y teatro. Mediante la creación de más oportunidades para las futuras generaciones de artistas, el Capri asegura su lugar en la historia del sonido de Mineápolis al tiempo que fomenta su futuro.

Lady Lark en el Capri Theater

Lady Lark en el Capri Theater
Ver más
Más información

Electric Fetus

Mineápolis es el mayor defensor de su talento local. La estación The Current de la Radio Pública de Minnesota (MPR, del inglés Minnesota Public Radio) dedica su espacio a artistas de por acá, pero si estás buscando algunas creaciones locales para llevar a casa, ve al Electric Fetus, una tienda de discos que cuenta con secciones enteras dedicadas a artistas de la zona.

Electric Fetus es una institución de Mineápolis con décadas de antigüedad. El olor del incienso quemándose te saluda cuando caminas por el desvencijado piso original de 1968 y la música que suena podría hacer que te quedes ahí un poco más de lo previsto.

Y, por supuesto, no sería un clásico establecimiento de Mineápolis sin música en vivo. Lady Lark detalla: "Creo que esa es una de las cosas que me atrajo a la Electric Fetus mientras crecía: el hecho de saber que estos diferentes músicos, gente de Mineápolis y de todos lados, venía aquí específicamente cuando estaban en la ciudad, ya sea solo para buscar música, conocer el espacio o para tocar."

Exterior de la tienda de discos Electric Fetus

Exterior de la tienda de discos Electric Fetus
Ver más
Más información

La tierra de los 10 000 lagos

Si bien no hay escasez de recintos de música convencionales en Mineápolis, la ciudad dedica muchos de sus parques y espacios al aire libre para acoger espectáculos en vivo. Apodada como la "Tierra de los 10 000 lagos", Minnesota tiene cerca de 12 000 cuerpos de agua y más costa que California, Florida y Hawái combinados. (Y nunca te hubieras enterado, porque los habitantes de Minnesota son demasiado humildes como para un pequeño alardeo).

Los veranos de Mineápolis son calurosos y el aire es limpio, lo que hace de sus exuberantes parques un lugar perfecto para acampar y escuchar música. "Hay una increíble sensación de asombro cuando se presencia una actuación de música en vivo en el Lake Harriet (lago Harriet)", señala Lady Lark respecto del parque de 136 hectáreas. "Estar rodeado de naturaleza, al ritmo de la música, es perfecto." (Y si estás preocupado por la mala fama de los inviernos fríos, Minnesota tiene 14 kilómetros de pasillos cerrados que conectan el centro de la ciudad en rutas aéreas. La ciudad, literalmente, te tiene cubierto).

Mineápolis es responsable de parte de la mejor música del mundo, sin ego ni pretensiones. "Hay una humildad que caracteriza a la gente de aquí". Lady Lark reflexiona un momento y agrega: "No necesitamos presumir. Si este lugar era lo suficientemente bueno para Prince, sin duda es lo suficientemente bueno para mí."

Exploración de uno de los exuberantes parques de la ciudad frente al lago

Exploración de uno de los exuberantes parques de la ciudad frente al lago
Ver más
Más información
Explorar más
Ingresando a la ciudad a través del Stone Arch Bridge sobre el Mississippi River

Destino

Mineápolis

El horizonte de Rochester al amanecer

Destino

Rochester

Paseando en kayak y pescando en Hyland Lake Park Reserve

Destino

Bloomington

Veleros pasan por debajo del Aerial Lift Bridge

Destino

Duluth