Skip to main content
Las piedras sonoras del Ringing Rocks Park
1 de 1
  • Estados:
    Pensilvania

Rocas misteriosas que suenan de manera musical cuando se golpean.

En 1890, J.J. Ott le presentó un extraordinario concierto a la Buckwampum Historical Society (Sociedad Histórica Buckwampum). Lo que hizo que el concierto fuera tan excepcional no fue la música que tocó, sino que el instrumento que usó. El instrumento estaba hecho de piedras que hacían “sonidos de campana” cuando las golpeaba con un martillo. Se podría decir que fue el primer concierto de rocas.

Ott obtuvo las piedras musicales en un campo de rocas cercano, en Upper Black Eddy, Pensilvania. Hoy en día, este campo se conoce como el Ringing Rocks Park (Parque Ringing Rocks) y ocupa una superficie de tres hectáreas, que deberían estar llenas de árboles, y cuenta con tres metros de profundidad.

Solo alrededor de un tercio de las rocas suenan y, por mucho tiempo, el motivo no estaba claro. Sin embargo, en 1965 un grupo de científicos molieron, quebraron y cortaron las rocas. Después de realizar numerosas pruebas, descubrieron que, si bien todas las rocas suenan, a menudo lo hacen en tonos que el oído humano no puede percibir. Sin embargo, el mecanismo exacto por el cual suenan sigue sin estar claro. (Es posible que esté relacionado con el ciclo de congelación y descongelación que ayudó a crear el campo de rocas).

Aunque muchos se ven tentados a llevarse ilegalmente una roca para usarla después, es algo inútil, ya que las rocas pierden su capacidad musical una vez que se las aleja de las demás.

Lo que debes saber antes de ir

Como dice el sitio web, ¡lleva tu propio martillo!

Contenido creado originalmente para Atlas Obscura.

Más información

Temas relacionados: