Skip to main content
Madame Sherri's Castle
1 de 1
  • Estados:
    Nuevo Hampshire

Ruinas de la elaborada casa en la que la enigmática diseñadora de vestuarios daba glamorosas fiestas para la élite teatral de Nueva York.

La trágica historia de Jay Gatsby, puede haber nacido de la imaginación de F. Scott Fitzgerald, pero Nueva Inglaterra tiene su propia versión, muy real, de un personaje que llamaba la atención por su comportamiento extravagante: su reina local del escándalo, Madame Sherri.

La glamorosa excéntrica daba fabulosas fiestas en su "castillo" en medio del bosque, y recorría la ciudad en un automóvil Packard color crema, hecho según sus especificaciones, con un mono encaramado en el hombro. Madame Sherri, cuyo verdadero nombre era Antoinette Bramare, se casó con el actor y bailarín Andre Riela en 1911, y la pareja se mudó a Nueva York y se cambió el nombre a Sherri. El misterio rodea la razón de este cambio de nombre, así como otros aspectos de su vida juntos.

En Nueva York, Madame Sherri se hizo famosa diseñando elaborados trajes para las producciones de Broadway, los más notables para Ziegfeld Follies. Después de la muerte de su marido, decidió construir una estructura única en el bosque de Chesterfield, Nuevo Hampshire, para celebrar fiestas con sus amigos del teatro.

El Gran Gatsby de Nuevo Hampshire

Madame Sherri vivía en una casa cercana, más modesta, y utilizaba la propiedad más grande para recibir invitados. El estrafalario "castillo", como se llegó a conocer localmente, tenía tres niveles y una gran escalera en el exterior de la casa. Gran parte de todo esto fue posible gracias a las generosas donaciones que Madame Sherri recibía de su antiguo asistente Charles LeMaire, quien más tarde se convertiría en diseñador de vestuario ganador de un Oscar. Cuando ese dinero se le acabó, las fiestas también llegaron a su fin, y el castillo cayó en desuso. Madame Sherri pasó por tiempos difíciles y murió en la pobreza en 1965, a cargo del estado.

La espectacular escalera que termina en medio de la nada es lo único que queda actualmente del castillo. Tras volverse presa de los vándalos, el castillo fue destruido por un incendio en 1962: solo quedaron los cimientos y una sección de la escalera. Los lugareños dicen haber visto y escuchado cosas extrañas en las ruinas, de las que posteriormente se hizo cargo la Chesterfield Conservation Commission (Comisión de Conservación de Chesterfield), que agregó senderos alrededor de la estructura y rebautizó el bosque en honor a Madame Sherri.

Lo que debes saber antes de ir

El castillo se encuentra cerca de la entrada al Madame Sherri Forest (Bosque Madame Sherri) por Gulf Road (carretera Gulf). Para llegar, tendrás que conducir hacia las profundidades del bosque, por caminos de tierra y piedra que harán que te preguntes si te habrás perdido. Aunque las estructuras parecen estables, ten cuidado, porque no hay pasamanos en los escalones.

Contenido creado originalmente para Atlas Obscura.

Más información

Temas relacionados:

Explorar más