Skip to main content
Northlandz
1 de 1
  • Estados:
    Nueva Jersey

El ferrocarril a escala más grande del mundo es un logro alucinante.

Se supone que las colecciones de trenes a escala son relativamente pequeñas, y permiten que toda una línea ferroviaria quepa sobre una mesa. Sin embargo, para Bruce Zaccagnino, este pasatiempo a pequeña escala se hizo muy grande.

Todo comenzó hace 40 años en su sótano, pero sus colecciones de trenes eran cada vez más grandes, hasta que Bruce tuvo que construir un segundo sótano. Con el tiempo, tuvo que excavar cinco más. Sin embargo, el proyecto de los sótanos era solo el principio de algo más grande. Al principio, Bruce abría el sótano para el público dos veces al año y entregaba las ganancias a una organización benéfica. Sin embargo, las personas estaban tan emocionadas y sorprendidas con lo que habían visto que Bruce decidió que era el momento de "entregarlo al mundo", y de esa forma nació Northlandz.

Hogar del gran ferrocarril de Estados Unidos

Northlandz es el "hogar del gran ferrocarril de Estados Unidos", donde 135 locomotoras tiran miles de vagones por una vía de más de 13 kilómetros y a través de puentes de más de 12 metros de longitud; es el ferrocarril a escala más grande del planeta y, según muchas personas, es una verdadera maravilla del mundo.

Bruce tiene mucho sentido del humor, lo que queda demostrado en las divertidas descripciones de algunas de las locas escenas que ha creado. Como la señora que no quiso vender su terreno a la empresa minera, y ahora su casa está sobre una estrecha columna de tierra que los mineros formaron excavando completamente a su alrededor. Cuando un niño de 18 meses escaló por la exhibición y destruyó parte del paisaje, Bruce simplemente convirtió esa zona en un accidente ferroviario y la completó con una vía rota y trenes descarrilados. Entre los 4000 edificios, los 400 puentes, el medio millón de árboles con liquen y una montaña de nueve metros, también puedes encontrar una "granja de mondadientes" y una fábrica.

Además del sinfín de recuerdos ferroviarios, el lugar también cuenta con una colección aparentemente aleatoria de más de 200 muñecas y otras obras de arte de artistas locales. Todos los días, Bruce, un concertista de órgano, toca un órgano de tubos en un elaborado salón de conciertos de 300 asientos.

En Northlandz, Bruce usa muchos sombreros: creador, ingeniero, artista, músico y coleccionista. Se pone el que mejor se adapte a ese día. Irónicamente, Bruce comenzó todo esto por su amor al arte y el entretenimiento, y no por los trenes; de hecho, afirma que él nunca se ha subido a uno.

Lo que debes saber antes de ir

También hay un ferrocarril de vía estrecha de tamaño real afuera que ofrece paseos durante todo el día por un cargo adicional. Una advertencia para las personas que sufren de enfermedades respiratorias: como es de imaginarse, mantener limpia una exhibición tan enorme y con tantos detalles como la de Northlandz es prácticamente imposible. Aunque el lugar cuenta con ventiladores, todo, hasta el aire en sí, está lleno de polvo.

Contenido creado originalmente para Atlas Obscura.

Más información
Explorar más
Navegando por el Hudson River al atardecer

Destino

Jersey City

Vista de Bruce Springsteen en Prudential Center

Destino

Newark