Skip to main content
Vista de las San Juan Mountains, Ouray, Colorado

Colorado

Ouray, Colorado: Escapada a la Suiza de Estados Unidos

Por: Jody Sidle Short

1 de 10
En el corazón de las Rockies, en Ouray, Colorado

Colorado

Ouray, Colorado: Escapada a la Suiza de Estados Unidos

Por: Jody Sidle Short

2 de 10
Disfrutando de la vida silvestre en Box Canyon Falls, en Ouray, Colorado

Colorado

Ouray, Colorado: Escapada a la Suiza de Estados Unidos

Por: Jody Sidle Short

3 de 10
Visitantes se sumergen en las termas naturales, en Ouray, Colorado

Colorado

Ouray, Colorado: Escapada a la Suiza de Estados Unidos

Por: Jody Sidle Short

4 de 10
Relajación en una de las muchas termas naturales de Ouray, Colorado

Colorado

Ouray, Colorado: Escapada a la Suiza de Estados Unidos

Por: Jody Sidle Short

5 de 10
Exploración del centro histórico de Ouray, Colorado

Colorado

Ouray, Colorado: Escapada a la Suiza de Estados Unidos

Por: Jody Sidle Short

6 de 10
En lo alto de las montañas de Ouray, Colorado

Colorado

Ouray, Colorado: Escapada a la Suiza de Estados Unidos

Por: Jody Sidle Short

7 de 10
Observación de vida silvestre en las San Juan Mountains, Colorado

Colorado

Ouray, Colorado: Escapada a la Suiza de Estados Unidos

Por: Jody Sidle Short

8 de 10
Vistas desde el recorrido en camioneta por Ouray, Colorado

Colorado

Ouray, Colorado: Escapada a la Suiza de Estados Unidos

Por: Jody Sidle Short

9 de 10
Vista del centro de Ouray desde el Box Fall Canyon, en Colorado

Colorado

Ouray, Colorado: Escapada a la Suiza de Estados Unidos

Por: Jody Sidle Short

10 de 10
  • Estados:
    Colorado

He viajado bastante por Estados Unidos y siempre me deslumbra la belleza natural del país.

Sin embargo, mi reciente visita a Ouray, Colorado, y mis exploraciones en las montañas que rodean la ciudad superaron a casi todos los sitios que he visitado antes.

Paisajes magníficos

Ouray está en el suroeste de Colorado y en el corazón de las San Juan Mountains (montañas de San Juan). Considerando que es una ciudad bastante pequeña, hay abundantes actividades en las que puedes participar. Mi primera aventura fue tomar un recorrido en camioneta hacia las montañas. Comenzamos temprano en la mañana y, aunque definitivamente hacía frío, el guía del recorrido trajo mantas, guantes y gorros de lana. La camioneta todo terreno se internó en la montañas, mientras el guía me contaba todo sobre la historia local del área. Después de unos 30 minutos, dimos la vuelta a una esquina y nos encontramos con una vista tan increíble que realmente quedé sin palabras. Flores silvestres de todos colores cubrían completamente el suelo, y las cimas nevadas de las montañas, las crestas y los valles interminables completaban el hermoso paisaje. Desde entonces, viajé en silencio, admirando con sorpresa la belleza que me rodeaba. Subimos casi 3600 metros y me quedé de pie en la cima, absorbiéndolo todo, con los pies sobre el suelo parcialmente cubierto de nieve y el cuerpo entibiado por el sol que se elevaba. Tomé muchas fotos, pero no le hacen justicia a lo que contemplaron mis ojos. Realmente, fue uno de los lugares más espectaculares que he visitado.

Más información

Relajación en las aguas termales

Después de una excelente mañana y un delicioso almuerzo, conduje durante unos minutos y mi siguiente parada fueron las termas naturales. Las termas naturales en Ouray no contienen azufre, así que no tienen el olor fuerte que a veces encuentras en otras termas de este tipo. La piscina consta de tres áreas, cada una con una temperatura ligeramente diferente. Opté por la más cálida y me quedé allí eternamente, rodeada por las enormes y coloridas montañas.

Más información

Una caminata por los senderos

Reanimada y lista para irme, comencé mi caminata por las Box Canyon Falls (cascadas de Box Canyon), otra maravilla natural de Ouray. Los senderos para recorrer a pie van desde simples y cortos hasta largos y desafiantes. Elegí uno de dificultad intermedia (o quizás un poco más cercano al grupo de los simples y cortos). Como sea, descubrí a mi alrededor más paisajes preciosos, con montañas, cascadas y maravillosos colores otoñales.

Más información

Relajación

Después de una fabulosa caminata de una hora, volví al hotel para refrescarme. Una taza de té caliente me reanimó, así que salí pasear por la ciudad. Me dirigí a Ouray Brewery, uno de los muchos bares que se encuentran en la Main Street (calle principal). Aquí, tomé una cerveza mientras escuchaba a un músico tocar la guitarra. Esa noche, nuevamente, la cena fue excelente, como lo habían sido todas mis comidas en Ouray. Así, con el estómago lleno y pensando en mi excelente día, volví a la habitación, me metí en la cama y tuve una agradable noche de sueño. Ouray fue una increíble ciudad para visitar y permanecerá por siempre en mi corazón.

Más información