Skip to main content
Senderismo en el Pacific Crest Trail en Oregon

Oregon

Senderismo en el Pacific Crest Trail en Oregon

Por: Brooke Weeber

Kyle Ellison
1 de 1
  • Estados:
    Oregon

Alma salvaje, protagonizada por la ganadora del Oscar Reese Witherspoon, cuenta la historia real del viaje de tres meses que hizo una mujer por el sendero Pacific Crest Trail (sendero Cresta del Pacífico), que atraviesa California, Oregon y Washington.

La película muestra los desafíos que Cheryl Strayed (interpretada por Witherspoon) tuvo que enfrentar en el sendero, así como los momentos inspiradores que experimentó. Brooke Weeber, una ilustradora que vive en Portland, Oregon, decidió seguir los pasos de Strayed y emprender la tarea de recorrer la parte de Oregon del Pacific Crest Trail por su cuenta, y documentó cada paso de su viaje para Travel Oregon. A continuación, encontrarás algunos fragmentos de su viaje:

Parte 1

“¿Qué te trajo hasta aquí?” es una pregunta muy común que uno escucha de otros senderistas en el Pacific Crest Trail y una pregunta para la cual nunca pude expresar una respuesta adecuada. Sin importar cuántas veces le daba vueltas en mi cabeza a esa pregunta, lo máximo que pude expresar como respuesta fue: "Realmente me gusta hacer senderismo y quería llevarlo a otro nivel".  Y eso es exactamente lo que hice. Y lo que seguí haciendo.

Solo había viajado de mochilera unas pocas veces antes de partir por el sendero, y esos viajes fueron en su mayoría recorridos rápidos de una noche. En resumen, era una mujer con poca experiencia en el mundo del senderismo de larga distancia. Entonces, cuando me sumergí en lo desconocido y me embarqué en este recorrido de 30 días por Oregon, tenía una visión muy ingenua de qué esperar. Obviamente, estaba muy equivocada en cuanto a casi todas mis expectativas.

Salí el 26 de julio justo al sur de Ashland; prácticamente al instante, comencé a cuestionarme mi propósito y mi cordura. Los crecientes sentimientos de agotamiento físico aparecieron a las pocas horas después de ponerme en la espalda mi pesada mochila de 45 libras [aproximadamente 20 kilos] y caminar inestable y lentamente por el sendero. Esperaba que eso pasara. Sabía que no estaba al máximo de mi capacidad física, a pesar de mi entrenamiento para maratones y las largas caminatas que había hecho antes de este viaje. Me di cuenta de que nada podía prepararme por completo para la vida diaria del senderismo de larga distancia. Pero también sabía que había hecho un compromiso conmigo misma y que no iba a rendirme, a pesar de la incomodidad física.

Lee todo el artículo “Senderismo por el Pacific Crest Trail: Parte 1” en TravelOregon.com

Me movía rápidamente por el sendero y me detenía a tomar fotos de la tormenta en formación, porque era tan bella que me cautivó mientras me seguía a lo largo de la cadena montañosa.

Me movía rápidamente por el sendero y me detenía a tomar fotos de la tormenta en formación, porque era tan bella que me cautivó mientras me seguía a lo largo de la cadena montañosa.
Ver más
Brooke Weeber/Travel Oregon

Parte 2

Mi primera vista del Mount Thielsen (monte Thielsen) saliendo del Crater Lake (lago del cráter) me recordó inmediatamente por qué estaba en el sendero: amo las montañas.

Su grandeza, sus desafíos, cada una de sus personalidades particulares. Con más de una semana en terreno principalmente llano a mis espaldas, estaba preparada para experimentar algo con mayor elevación y la vista que eso conlleva. No me había percatado de que aún tenía otra semana de camino por el "túnel verde" antes de llegar realmente a los territorios montañosos. Estaba sola otra vez, con un plan impreciso para reencontrarme con Angelina en algún lugar más adelante, y mi mente estaba comenzando a divagar. Después de pensar lo mismo por enésima vez (por lo general, acerca de comida que no tenía, pero que quería o del dolor físico en mis pies), comencé a arrepentirme en serio de no haber traído música. Los senderistas más avezados que conocí descargaban libros y música en cada momento disponible. Los menos experimentados (por lo general, solo yo) teníamos a nuestros pensamientos como compañeros.

Es por eso que no era sorpresa la felicidad que sentía cuando, de vez en cuando, veía a lo lejos a otro senderista. Dependía de estos pequeños encuentros para mantener mi interés y para desconectarme de mis pensamientos momentáneamente. ¿Cuál era su historia?  ¿Por qué estaban aquí?  ¿De dónde venían?

Lee todo el artículo “Senderismo por el Pacific Crest Trail: Parte 2” en TravelOregon.com

Pasamos una noche gloriosa mirando cómo el sol rojo se ponía lentamente sobre el Crater Lake, de manera misteriosa y borrosa.

Pasamos una noche gloriosa mirando cómo el sol rojo se ponía lentamente sobre el Crater Lake, de manera misteriosa y borrosa.
Ver más
Brooke Weeber/Travel Oregon

Parte 3

Al día siguiente me sentía bastante decaída. Mis energías estaban bajas y sabía que el sendero iba a presentar algunas dificultades. Pude anticipar la lucha a la que me iba a enfrentar gracias a que experimenté más ganancia o pérdida de elevación en un día de lo que había experimentado hasta ahora y al sendero rocoso y desnivelado en ese punto. Le dije a Angelina que siguiera adelante con un plan para encontrarnos más adelante en el Odell Lake (lago Odell). Recibí mi recompensa por esos primeros kilómetros exigentes al entrar al Jefferson Park (Parque Jefferson).

Las vistas eran tan espectaculares que no podía creer que hubiera pasado toda mi vida sin haber ido ahí antes. Me detenía a mirar rápidamente por encima de mi hombro a esa sorprendente y enorme montaña cada vez que podía para ver su reflejo en lagos y lagunas.

Lee todo el artículo “Senderismo por el Pacific Crest Trail: Parte 3” en TravelOregon.com

Jefferson Wilderness, al norte de Santiam Pass, tiene una extensa zona quemada que posee un aura misteriosa. Los escuetos árboles blancos, de pie y estériles destacan frente al cielo y la vegetación amarilla y verde brillante que crece en abundancia.

Jefferson Wilderness, al norte de Santiam Pass, tiene una extensa zona quemada que posee un aura misteriosa. Los escuetos árboles blancos, de pie y estériles destacan frente al cielo y la vegetación amarilla y verde brillante que crece en abundancia.
Ver más
Brooke Weeber/Travel Oregon

Parte 4

Pensaba rápidamente a medida que me acercaba a la conocida ruta alternativa de Ramona Falls (cascada Ramona). Lo único que pasaba por mi cabeza era lograr llegar al sendero Eagle Creek (arroyo de águila), con Cascade Locks (cerraduras de la cascada), mi destino final, justo después. Pero no fue tan fácil como esperaba. Había pensado que el sendero era una simple pendiente como la que va desde Mt. Hood (monte Hood) a Columbia River Gorge (garganta del río Columbia), pero en realidad era una suma de crestas y barrancos llenos de interminables cuestas rocosas en forma de espiral y zig zag. El sendero hirió cada parte de mi cuerpo y logró que sintiera que quedaban años para llegar a mi destino, Tunnel Falls (cascadas del túnel). 

Cuando finalmente pude poner un pie en el sendero de Eagle Creek, el terreno se empezó a emparejar y la gente empezó a aparecer en multitudes. Los campamentos estaban asentados en cada porción posible de terraplén o espacio abierto y llano que había cerca del arroyo. Los mochileros madrugadores habían buscado y tomado los mejores campamentos, pero no me importó. Yo iba hacia la única cascada en la que había estado pensando desde que comencé el viaje: Tunnel Falls.

Ese día, en la milla 21 [a una distancia de casi 34 kilómetros], rodeé una esquina para ver el sitio emblemático que había estado esperando. De pie a una altura de 160 pies [aproximadamente 50 metros] y con acantilados que cobran vida con brillantes musgos y helechos a tu alrededor, tus ojos se posan inmediatamente en un pequeño túnel circular por el que lleva el camino. En un momento escuchas el ensordecedor estruendo de la catarata y, al siguiente, las delgadas paredes de la cueva húmeda lo silencian. Luego, sales al otro lado con un sonido retumbante en los oídos y una ligera capa de rocío que envuelve todo tu cuerpo. 

Después de un viaje secundario corto y fructífero por el bello Paradise Park en Mount Hood, bajé rápidamente el doloroso sendero empinado donde el PCT se encuentra con el Sandy River.

Después de un viaje secundario corto y fructífero por el bello Paradise Park en Mount Hood, bajé rápidamente el doloroso sendero empinado donde el PCT se encuentra con el Sandy River.
Ver más
Brooke Weeber/Travel Oregon