Skip to main content
Manada de wapitíes en Wyoming

Wyoming

Unas vacaciones de invierno inolvidables… ¿para los alces?

Por: Jennifer Lubell

Tony Hough/Servicio de Pesca y Fauna Silvestre de los Estados Unidos
1 de 1
  • Estados:
    Wyoming

Cuando el camino se pone pesado, los pesados se van de vacaciones.

Jackson Hole, Wyoming, ubicado entre el Yellowstone National Park y el Grand Teton National Park, al noroeste de Wyoming, es conocido por sus imponentes paisajes, cálidos hospedajes y amplias pistas de esquí. No es de extrañar que esta preciosa parte del campo atraiga a miles de visitantes cada año, entre ellos, los miembros de la manada de alces de Jackson, el grupo invernante más grande de alces del mundo. Puede que no porten pasaportes ni viajen por la carretera, pero la manada de alces de Wyoming ha aprendido una o dos lecciones que les permite aprovechar el invierno al máximo.

El refugio nacional de alces

A medida que bajan las temperaturas en las montañas cercanas, la manada inicia su viaje al National Elk Refuge (Refugio Nacional de Alces), que está situado justo al norte de la principal ciudad de la zona, Jackson.

Esta majestuosa área ofrece condiciones más tolerables que las del Yellowstone National Park (Parque Nacional Yellowstone), el Grand Teton National Park (Parque Nacional Grand Teton) y el Bridger-Teton National Forest (Bosque Nacional Bridger-Teton), donde suelen habitar los alces; la nieve no es tan profunda y el alimento es más fácil de conseguir.

Lori Iverson, un especialista en servicios de extensión y de los visitantes del Servicio de Pesca y Fauna Silvestre de Estados Unidos, afirma que miles de alces migran a ese sitio privilegiado cada año. En el refugio, un personal amante de los animales se encarga de alimentar y cuidar a los alces.

Donde hay alces, suele haber animales carroñeros en los alrededores. “Casi siempre se ven coyotes en los viajes en trineo o cuando caminas por el refugio. También vemos lobos, aunque son un poco más difíciles de divisar,” señala Iverson. Asimismo, el refugio cuenta con una gran población de carneros que invernan en barrancos rocosos para mantenerse alejados de depredadores.

Al igual que un hotel, el refugio solo puede acoger a una cantidad limitada de alces a la vez. Con una superficie que cubre aproximadamente 10 000 hectáreas de hábitat de primera clase cerca del popular pueblo turístico de Jackson, Wyoming, el refugio alberga cómodamente a 5000 alces, aunque puede llenarse en algunos años. Iverson señala que “el año pasado, que fue un invierno bastante duro, teníamos un total de 8000 alces”.

Si uno de tus sueños de toda la vida es estar en íntima comunión con alces silvestres, empaca tu parka y ven a Jackson Hole este invierno.

Cada año, miles de alces descienden de las montañas para aclimatarse al invierno en el National Elk Refuge, en Jackson Hole, en el estado de Wyoming.

Cada año, miles de alces descienden de las montañas para aclimatarse al invierno en el National Elk Refuge, en Jackson Hole, en el estado de Wyoming.
Ver más
Lori Iverson/Servicio de Pesca y Fauna Silvestre de Estados Unidos

Cuándo visitar el refugio        

Es muy probable que divises a la manada si visitas el refugio entre enero y abril. No siempre es fácil predecir la fecha en que los alces volverán a los parques nacionales, puesto que algunas veces este acontecimiento se adelanta a marzo. En otros años, cuando llega el mes de mayo, el personal del refugio piensa: “Bien, muchachos, es hora de que se preparen para partir” señala Iverson.

No obstante, Iverson también dice que aún no se cansa de las experiencias que le brinda el refugio. “Si alguna vez llego a perder la emoción de contemplar a los carneros o los alces, probablemente sea hora de comenzar a hacer otras cosas”.

Ve a los alces desde un trineo abierto tirado por un solo caballo

Una manera atractiva de ver a los alces de cerca es dar un paseo en trineo por el refugio. Los trineos tirados por caballos se dirigen a la zona donde está la manada de alces, lo que te permite encontrarte cara a cara con estos enormes mamíferos. Según Iverson: “Sin duda, nuestro programa más popular en la temporada invernal son los paseos en trineo”. “Puedes acercarte tanto que resulta algo increíble y para algunas personas, es lo más cerca que han estado jamás de un animal salvaje”. Si prefieres evitar la excursión guiada, puedes ver la manada desde Elk Refuge Road, la carretera principal que atraviesa el refugio. Solo asegúrate de hacer un alto en el centro de visitantes del refugio para hablar con el personal sobre las oportunidades de ver la vida silvestre antes de marchar.

Puedes encontrarte cara a cara con la manada en uno de los paseos guiados en trineo del National Elk Refuge.

Puedes encontrarte cara a cara con la manada en uno de los paseos guiados en trineo del National Elk Refuge.
Ver más
Lori Iverson/Servicio de Pesca y Fauna Silvestre de Estados Unidos

Temas relacionados:

Explorar más

El histórico tren Durango & Silverton Narrow Gauge Railroad atraviesa una montaña

Destino

Durango

Mark Twain Riverboat on the Mississippi in Hannibal, Missouri
Ver más

Experiencia

Hannibal