Skip to main content
Disfrutando de un viaje en bote en Summersville Lake en Virginia-Occidental

Virginia-Occidental

Virginia-Occidental: Donde se unen la naturaleza y la gente maravillosa

Por: Heike Bachmann

1 de 7
Vistas de los impresionantes acantilados boscosos que rodean Summersville Lake en Virginia-Occidental

Virginia-Occidental

Virginia-Occidental: Donde se unen la naturaleza y la gente maravillosa

Por: Heike Bachmann

2 de 7
El edificio West Virginia State Capitol en Charleston

Virginia-Occidental

Virginia-Occidental: Donde se unen la naturaleza y la gente maravillosa

Por: Heike Bachmann

3 de 7
Recorriendo Taylor Books en Charleston, Virginia-Occidental

Virginia-Occidental

Virginia-Occidental: Donde se unen la naturaleza y la gente maravillosa

Por: Heike Bachmann

4 de 7
Concierto semanal al aire libre Live on the Levee en Charleston, Virginia-Occidental

Virginia-Occidental

Virginia-Occidental: Donde se unen la naturaleza y la gente maravillosa

Por: Heike Bachmann

5 de 7
Una banda local presentándose en Live on the Levee en Charleston, Virginia-Occidental

Virginia-Occidental

Virginia-Occidental: Donde se unen la naturaleza y la gente maravillosa

Por: Heike Bachmann

6 de 7
Cenando en Lola’s en Charleston, Virginia-Occidental

Virginia-Occidental

Virginia-Occidental: Donde se unen la naturaleza y la gente maravillosa

Por: Heike Bachmann

7 de 7
  • Estados:
    Virginia-Occidental

Mientras paseamos con tranquilidad, la carretera da una curva por un paisaje de colinas de Virginia-Occidental. Luego, un giro revela Summersville Lake (lago Summersville), sus aguas cristalinas y espectaculares acantilados frente de nosotros.

Es difícil imaginar una naturaleza más majestuosa que esta. Solo horas después, me encuentro sentado en un concierto al aire libre entre cientos de lugareños en la costanera de la ciudad de Charleston en medio de un baile festivo. Esto es Virginia-Occidental, un lugar donde lo salvaje se une con lo maravilloso.

Summersville Lake: Una joya brillante entre el frondoso bosque verde

"Muchas personas no lo saben todavía, pero su color favorito es el verde", dice Steve, quien junto con su esposa Donna dirige Summersville Lake Retreat and Lighthouse, una de las muchas opciones maravillosas de alojamiento en las montañas de Virginia-Occidental. Salgo al mirador del faro y me maravillo con el impresionante paisaje: colinas verdes hasta donde llega la vista y Summersville Lake que brilla en medio de todo. Puede que no ayude a los barcos a llegar a la costa, pero el faro sirve como luz de aviso para los aviones que pasan. También es una gran atracción para los visitantes gracias a sus vistas inolvidables y su ubicación única en las montañas.

De vuelta en los terrenos de Retreat, puedes permanecer en un entorno idílico con fácil acceso al lago. Summersville Lake es uno de los lagos más hermosos que he visto. Sus agradables temperaturas significan que hay muchas formas de disfrutarlo, como la pesca, la natación, el buceo y más.

Recorriendo el faro en Summersville Lake Retreat and Lighthouse

Recorriendo el faro en Summersville Lake Retreat and Lighthouse
Ver más

Kanawha State Forest: Paraíso recreacional en las puertas de la capital

Desde la ciudad capital de Virginia-Occidental, Charleston, no tienes que ir lejos para disfrutar de la auténtica naturaleza en su esplendor: Kanawha State Forest (Bosque Estatal Kanawha) se encuentra solo a unos minutos del centro de Charleston en auto. Da la bienvenida a sus visitantes con 14 rutas de senderismo y 9 rutas especialmente para el ciclismo de montaña. Me encanta ver personas relajarse y recargarse en las muchas estaciones de pícnic, disfrutando del tiempo con la familia con una buena comida.

Paseando en bicicleta por Kanawha State Forest

Paseando en bicicleta por Kanawha State Forest
Ver más
Más información

Charleston: Historia, cultura y diversión elegante

La atracción de la capital de Virginia-Occidental es una mezcla de encanto de ciudad pequeña con una escena artística y gastronómica animada. Un paseo relajado por su centro histórico es un deber. Planifiqué el mío para poder finalizar en Capitol Street, donde escuché a los artistas callejeros y probé las legendarias delicias heladas de Ellen’s Homemade Ice Cream. Mientras te encuentres allí, cruza la calle a Taylor Books que no solo alberga una librería de moda, sino que también una adorable cafetería para descansar y una galería que presenta arte local. Estaba especialmente atraído por el trabajo del artista local Charles Jupiter Hamilton, cuyo arte distintivo se puede encontrar por todo Charleston: no solo en las galerías, también en las paredes, en las ventanas de las tiendas y en los menús de los restaurantes.

En términos de restaurantes, Charleston ofrece todo desde restaurantes sofisticados hasta lugares gourmet de lujo. Fui a Lola’s, un acogedor restaurante solo a pocos minutos del centro. Aquí, puedes comer con amigos bajo faroles, árboles frondosos y disfrutar de la cocina orgánica. Mi visita a Charleston finalizó con un broche de oro: observar el atardecer sobre el Kanawha River (río Kanawha) mientras escuchaba música y me mezclaba con los lugareños en el concierto al aire libre Live on the Levee. Se lleva a cabo cada viernes por la noche entre fines de mayo y principios de septiembre.

Es esta combinación de hospitalidad cálida, arte y cultura fascinantes, así como la impresionante belleza natural que verdaderamente hace de Virginia-Occidental un destino especial y alejado de los itinerarios habituales. Por mi parte, puedo recomendarlo encarecidamente.

Una ensalada orgánica en Lola’s de Charleston

Una ensalada orgánica en Lola’s de Charleston
Ver más