Skip to main content
Información de viajes oficial
Ver más

Información sobre Alquileres de Coches

Categorías

Información de viajes oficial

 

 

1. Revisar el contrato de alquiler

Antes de reservar el vehículo, asegúrate de leer bien los términos y condiciones de la agencia de alquiler, ya que hay muchas tarifas que pueden aplicarse a tu automóvil, como conductores adicionales o sacar el vehículo del estado o del país. Puede que esas tarifas no se incluyan en el costo del alquiler.

Si estás planeando hacer un viaje largo, seguro querrás obtener la mejor tarifa por alquilar un auto. Para evitar incurrir en gastos por sobrepasar los límites de distancia, compara las tarifas por millaje antes de hacer una reserva (también puedes aumentar tu cantidad de millas si pagas un cargo adicional, en lugar de las tarifas por exceso). También es conveniente que te fijes en la política de devolución a fin de averiguar cuándo debe estar el automóvil de vuelta en el local, ya que algunas agencias no permiten devoluciones fuera de la hora de cierre. Comúnmente, las empresas de alquiler funcionan con un período de 24 horas, es decir, tienes que regresar el automóvil antes de o a la hora que lo alquilaste para evitar cargos adicionales.

2. Reservar el automóvil que deseas alquilar

En Estados Unidos, hay muchas agencias respetables de alquiler de automóviles, como Alamo y Enterprise , que pueden darte el vehículo perfecto para tus viajes, ya sea un híbrido con bajo consumo de combustible o una camioneta con espacio suficiente para toda la familia.

3. Obtener un seguro

Con frecuencia, las agencias de alquiler incluyen un seguro limitado ordenado por el estado en el que se alquila el automóvil. Puedes comprar un seguro adicional que te brinde más cobertura, aunque primero tienes que revisar si tu póliza de seguro personal cubre los vehículos alquilados (algunas empresas de tarjetas de crédito también ofrecen este tipo de servicio). Si decides comprar la cobertura adicional en la agencia, la exención general de responsabilidad por daños te protegerá de hacerte cargo financieramente si el vehículo sufre daños en una colisión, incendio o robo. No está demás mencionar que existe la opción de una cobertura más amplia para casos en que se le cause daños a otro automóvil.

Las agencias de alquiler de EE. UU. ofrecen asistencia en viaje si se te pierden las llaves, te quedas sin combustible o se pincha una rueda (algunas agencias cobran un cargo adicional por estos servicios). El número para comunicarte y recibir la ayuda estará en tus documentos de alquiler: ¡asegúrate de tenerlo a mano!

Deberás pagar cualquier multa de estacionamiento o de tránsito que recibas mientras uses el vehículo alquilado, así que maneja con responsabilidad.

4. Estar preparado

Varias agencias permiten que conductores menores de 25 años alquilen un vehículo, pero es común que cobren una suma adicional por ello. Para elegir el auto tienes que mostrar la confirmación del alquiler (en caso de que lo hayas reservado con anterioridad) y una licencia de conducir válida de tu país o un permiso internacional de conducir vigente si tu licencia no está en inglés. También deberás contar con una tarjeta de crédito activa que concuerde con el nombre de tu licencia de conducir (incluso si ya pagaste) para fines del seguro.

5. Conducir de forma compartida 

Cualquier miembro del grupo que vaya a conducir debe ir contigo a la agencia de alquiler, presentar una licencia de conducir o licencia internacional válidas y firmar el contrato de alquiler. Ten en cuenta que muchas agencias de alquiler cobran un cargo adicional por cada nuevo conductor.

6. Elección del automóvil

Si quieres emprender un viaje por carretera apenas te bajes del avión, es una buena idea que reserves el automóvil con una agencia en el aeropuerto. Pero si planeas pasar unos días en tu primer destino, te podría resultar más conveniente esperar para escoger el automóvil hasta que partas al siguiente. Los estacionamientos en las ciudades grandes son limitados y caros. Esperar hasta el momento justo te ahorrará dinero y malos ratos.

Cuando llegue el momento de escoger el vehículo, no olvides revisarlo detenidamente. Toma notas (y fotos) del estado del automóvil, asegúrate de que el tanque de combustible esté lleno y de que las funciones mecánicas no tengan ningún problema. Si encuentras algo que te preocupa, infórmalo a la agencia antes de abandonar el recinto.

7. Devolución del automóvil

Hay algunas cosas que recordar antes de regresar el automóvil que alquilaste. Es mejor que llegues con tiempo de sobra para evitar pagos por retraso (a veces las filas para devolución son bastante largas). Puedes llenar el tanque de combustible antes de devolver el automóvil o pagarle a la agencia de alquiler para que lo haga posteriormente. Sin embargo, ten en cuenta que si eliges esto último las agencias te cobrarán mucho más por llenar el tanque por ti.

Para regresar el automóvil, solo sigue los carteles de devolución de tu agencia de alquiler. Antes de entregar las llaves, revisa el vehículo para que no se quede ninguno de tus efectos personales y tómale fotos como evidencia de que lo devuelves en buenas condiciones.

Este artículo es cortesía de  Alamo.