Skip to main content
Woman shopping in a boutique in the USA.
Ver más

Impuestos

Categorías

Navigating Sales Tax and Tax Refunds in the USA

Los impuestos vigentes de EE. UU. pueden ser complicados, especialmente si estás acostumbrado a pagarlos incluidos en el precio que se muestra. El precio de los bienes y servicios de EE. UU. no comprende los impuestos de venta. Te puede parecer extraño, pero este uso se debe a que la tasa tributaria de venta varía enormemente a lo largo del país. Aquí tenemos una guía rápida de los impuestos en EE. UU., pero no tengas miedo de preguntar sobre los cargos específicos cuando recibas una cuenta.

Impuesto de venta

El monto de impuestos de venta de los artículos o servicios varía de estado a estado. Alaska, Delaware, Montana, Nuevo Hampshire y Oregon no tienen cargos por impuestos de venta, lo que los convierte en estados populares para ir de compras. Algunos estados, como Nueva Jersey, Minnesota y Pensilvania no cobran impuestos por la ropa. Algunos estados tienen un límite de precio en prendas exentas y a menudo excluyen los accesorios, artículos deportivos y prendas decorativas. Los impuestos de venta estatales varían desde casi 3 a 7,5 por ciento a nivel nacional. Sin embargo, los condados y las ciudades pueden cobrar impuestos de venta adicionales. Por lo tanto, si harás una compra cara, pregunta antes sobre los impuestos de venta. (También estará impreso en el recibo de la venta.) 

Cuando obtengas un servicio probablemente también recibirás cargos. Los servicios como habitaciones de hotel y alquiler de vehículos tienen típicamente mayores impuestos, que varían en cada estado y en cada ciudad.

Para ver la tasa tributaria de ventas de un estado en particular, revisa las tasas tributarias. Ten en cuenta que la tabla de tasas tributarias no incluye impuestos de venta de ciudades o condados. 

Devolución de impuestos

El gobierno de EE. UU. no hace devolución de impuestos a los visitantes internacionales. El impuesto a la venta que se cobra en EE. UU. se paga a los estados en particular, no al gobierno federal. Si estás a punto de hacer una gran compra, como un automóvil, y tienes planes de exportarlo, querrás comunicarte con la autoridad tributaria del estado en el que harás la compra. La autoridad tributaria estatal tendrá que informarte de sus criterios para devolver los impuestos de venta pagados. Algunos estados como Luisiana y Texas ofrecen compras sin impuestos a los visitantes internacionales.