Skip to main content
  • Acción en un día de carrera en Charlotte Motor Speedway, Charlotte, Carolina del Norte
    Ver más

    Primera parada en pits: Charlotte, Carolina del Norte

  • Fayetteville Street, Raleigh al atardecer
    Ver más

    Cultura capital en Raleigh, Carolina del Norte

  • Siguiendo el camino Big Walker Mountain Scenic Byway hasta Big Walker Lookout y Monster Rock en Wytheville, Virginia
    Ver más

    Diversión en el pueblo de Wytheville, Virginia

  • De visita en el Heartwood Artisans Center en busca de artesanías, música, comida y cultura locales en Abingdon, Virginia
    Ver más

    Abingdon, Virginia: un tapiz de autos, música y artes visuales

  • Vista aérea de Bristol Motor Speedway en Bristol, Tennessee
    Ver más

    Bristol, Tennessee: el lugar de la media milla más rápida

  • Vista incomparable de las Great Smoky Mountains (Grandes Montañas Humeantes), donde una de las entradas es Knoxville, Tennessee
    Ver más

    Knoxville, Tennessee, mezcla de historia y diversión

  • En la espera del embotellado, barriles llenos de aguardiente ilegal de Troy & Sons, o de "whisky blanco", en Asheville Distilling Co. en Asheville, Carolina del Norte
    Ver más

    Asheville, Carolina del Norte: la línea de meta

Un encargado muestra el alambique de Appalachian Mountain Spirits, a medio camino entre Abingdon y Wytheville, Virginia
Ver más

Destilado en las colinas y carreras

  • Distancia de la ruta:
    1059,00 km
  • Tiempo sugerido:
    6 días

Donde se une la historia del aguardiente ilegal y NASCAR

Incluso antes de la Revolución de Estados Unidos, las personas ya elaboraban whisky de maíz sin envejecer en Carolina del Norte, Tennessee y Virginia con una receta obtenida de sus raíces europeas, abundante maíz y el agua de manantial que proviene de los montes Apalaches. Durante la Ley Seca, ya que se perseguía a las destilerías, tuvieron que adentrarse más en las montañas. Los contrabandistas de aguardiente ilegal agregaban potencia a los motores de sus autos, sacaban los asientos y modificaban la suspensión trasera para que soportaran cargas pesadas. Para divertirse, los contrabandistas a menudo jugaban carreras, lo que finalmente dio lugar a la creación de la National Association for Stock Car Auto Racing (Asociación Nacional de Carreras de Automóviles de Serie, NASCAR), en 1948. Actualmente, compiten autos de serie, autos de carreras de velocidad, camiones y otros vehículos en pistas certificadas. Sigue este itinerario hasta las tiendas de los equipos, salones de la fama y las legendarias rutas de los contrabandistas. Entre autopistas, haz paradas en destilerías, restaurantes y bares que rinden homenaje a este oficio.

01
Acción en un día de carrera en Charlotte Motor Speedway, Charlotte, Carolina del Norte
Ver más

Primera parada en pits: Charlotte, Carolina del Norte

Vuela al Charlotte Douglas International Airport para visitar la cosmopolita y hospitalaria ciudad de Charlotte, y sumérgete de lleno en la capital de las carreras de autos, con sus eventos, tiendas de equipos y el NASCAR Hall of Fame (Salón de la Fama de NASCAR). Dedica por lo menos medio día para conocer The Hall en la parte alta de Charlotte, donde puedes levantar un auto con una gata, cambiar un neumático, cargar combustible a un auto contrarreloj en el simulador de parada en pits y echar un vistazo al alambique de aguardiente ilegal de Junior Johnson. Programa tu visita para ver una carrera en el autódromo Charlotte Motor Speedway, al norte de Charlotte, en Concord. Las más importantes son Coca-Cola 600, a fines de mayo, y Bank of America 500, a principios de octubre. Los principales eventos tienen una férrea competencia en las fiestas que se celebran antes y después de las carreras, como el 600 Festival. Vive la NASCAR Racing Experience, una experiencia que te pone en la pista y en el asiento del conductor de un verdadero auto de carreras. A un kilómetro y medio de la pista, déjate caer por Hendrick Motorsports, donde podrás ver cómo se preparan los autos para el día de la carrera antes de ir hacia el noreste, hasta Raleigh.

269 km
3 horas en auto
02
Fayetteville Street, Raleigh al atardecer
Ver más

Cultura capital en Raleigh, Carolina del Norte

Un viaje a Raleigh, donde lo moderno se une con lo histórico, bien vale el leve desvío para disfrutar de su floreciente escena musical y escena de bebidas. Este energético destino, centro de innovación y capital de Carolina del Norte, también alberga más de 25 cervecerías. Llena tu jarra en Raleigh Beer Garden (patio de cervezas de Raleigh), conocido como el lugar más grande y perfecto del mundo para degustar un agregado moderno de esta bebida clásica del sureste (aunque también se puede encontrar pequeñas destilerías). El bluegrass y el rock son solo dos de los géneros de música en vivo que se pueden disfrutar en las noches en Raleigh, promocionada como la ciudad que tiene "más música de Carolina del Norte". Antes de retomar el camino a Virginia, completa tu viaje con una parada en un restaurante o una cafetería local. No tengas miedo de pedir una recomendación a un amable lugareño. Raleigh puede ser una creciente metrópolis, pero conserva todo el encanto de un pueblo pequeño.

Más información
309 km
4 horas en auto
03
Siguiendo el camino Big Walker Mountain Scenic Byway hasta Big Walker Lookout y Monster Rock en Wytheville, Virginia
Ver más

Diversión en el pueblo de Wytheville, Virginia

Cuando ya esté satisfecha tu necesidad de velocidad y licores (al menos momentáneamente), baja tus revoluciones en Wytheville. Este histórico pueblo de montaña, ubicado en la intersección de dos importantes carreteras interestatales, es un centro ideal para explorar. Recorre el camino Big Walker Mountain Scenic Byway hasta el mirador Big Walker Lookout, una torre de 30 metros de altura desde donde se inspeccionan granjas y bosques. Sube a Monster Rock, cuyo nombre hace referencia a la espectacular vista del escarpado afloramiento rocoso, no a su nivel de dificultad, y luego, sigue hasta la BW Country Store para disfrutar de un helado o dulce, comprar souvenirs hechos por artesanos locales y escuchar música en vivo en el porche los fines de semana de los meses más calurosos. Revoluciona la noche en Wythe Raceway. La mayoría de los sábados por la noche, hay acción en vivo en este camino de tierra; llega cerca de las 5 p. m. para conseguir un asiento en la tribuna de madera o un lugar en la colina para instalar tu silla de jardín. Las vueltas de clasificación comienzan a alrededor de las 7 p. m. para las carreras de las 8 p. m., pero hay muchas cosas que hacer mientras esperas: déjate caer por los locales de comida y consigue unos sándwiches de bolonia frita, envía a los niños al salón de juegos y pásalo en grande en esta pequeña ciudad el sábado por la noche. "La mismas 2000 o 3000 personas llenan el lugar todas las semanas", señala el piloto Caleb Holman, cuyos inicios están en estas tierras. Sumérgete en la cultura local y las vistas de la montaña; aún hay mucho más en tu siguiente parada.

Más información
90 km
1 hora en auto
04
De visita en el Heartwood Artisans Center en busca de artesanías, música, comida y cultura locales en Abingdon, Virginia
Ver más

Abingdon, Virginia: un tapiz de autos, música y artes visuales

Viaja alrededor de una hora hacia al suroeste, hasta Abington, una animada ciudad pequeña rodeada por la inexplorada naturaleza de las Blue Ridge Mountains (montañas Blue Ridge). Caleb Holman ahora se desempeña aquí como piloto de Henderson Motorsports. "Si la puerta está abierta, entra", dice. Si Holman no está participando en una carrera, lo más probable es que lo encuentres en el lugar, con una colección de autos antiguos, como Corvettes, Thunderbirds y similares, propiedad de su jefe, sobre una réplica de un comedor de la década de 1950. Abingdon es la puerta de entrada al tapiz cultural de artes visuales y música de raíces estadounidenses del suroeste de Virginia. Visita Heartwood y compra artículos hechos por artesanos locales o escucha música en vivo, y recoge un folleto que te ayudará a descubrir The Crooked Road, el Virginia’s Music Heritage Trail (sendero de la música tradicional de Virginia). Luego de pasar por exposiciones y locales de música ubicados junto al camino, el sendero serpentea por el condado de Franklin, donde la historia de las destilerías ilegales está más viva que nunca.

27 km
1 hora en auto
05
Vista aérea de Bristol Motor Speedway en Bristol, Tennessee
Ver más

Bristol, Tennessee: el lugar de la media milla más rápida

Después de tu recorrido cultural, descubre un lugar donde convergen montañas tranquilas, colinas sinuosas y lagos apacibles. En Bristol, escucha los suaves compases de la historia de la música en la nueva Birthplace of Country Music (cuna de la música country) o el ruido rugiente de uno de los recintos de NASCAR más populares del país, Bristol Motor Speedway. El circuito, legendario y conocido como la "media milla más rápida del mundo", es uno de los escenarios deportivos más grandes del mundo, con capacidad para 160 000 personas. Los recorridos incluyen una vuelta alrededor de la pista y una excursión por Thunder Valley, la pista de carreras de velocidad de 40 kilómetros de largo. Hazte el tiempo para visitar las magníficas Bristol Caverns y camina por la ribera del antiguo río subterráneo que esculpió estas cámaras abovedadas hace millones de años. Explora el centro de Bristol, cuya State Street (calle State) es en realidad la frontera entre Tennessee y Virginia. Visita boutiques y tiendas de antigüedades. Haz una caminata o rema en tu bote durante todo el año en el hermoso Steele Creek Park (parque Steele Creek) de 890 hectáreas. Información adicional: A alrededor de media hora al oeste de Bristol, camino a tu próximo destino, Knoxville, está el circuito Kingsport Speedway, donde hay carreras casi todas las semanas desde fines de marzo hasta fines de septiembre.

183 km
2 horas en auto
06
Vista incomparable de las Great Smoky Mountains (Grandes Montañas Humeantes), donde una de las entradas es Knoxville, Tennessee
Ver más

Knoxville, Tennessee, mezcla de historia y diversión

A menudo se dice que Knoxville es la capital de la región de los Apalaches. Su peculiar mezcla de arte, música, naturaleza, deportes e historia la convierten en una ciudad vibrante. En Knoxville y sus alrededores, el White Lightning Trail (sendero White Lightning) (uno de los 16 senderos de recorridos culturales del estado) conecta el contrabando con las carreras en paradas históricas y de interpretación. Puedes descansar en Calhoun’s Bearden Hill, junto al Thunder Road (camino del trueno) original, la legendaria huida de contrabandistas que inspiró una balada y una película a fines de la década de 1950. Pide la pilsen Thunder Road micro destilada en el lugar y luego, recorre sigilosamente el Old Gray Cemetery (cementerio Old Gray) en busca del monumento hueco que servía como punto de entrega de aguardiente ilegal. Mientras recorres el sendero, explora el histórico distrito de Old City, al noreste del centro. Antiguamente era una estridente zona de la ciudad de principios del siglo XX, ahora es una mezcla de tiendas, restaurantes, bares y eventos inspirados en la arquitectura de antaño. Disfruta la música, la comida y las compras en las tiendas y bares de Gay Street, Market Square y Krutch Park, y descansa un poco antes de volver hacia el este a Carolina del Norte.

187 km
2 horas en auto
07
En la espera del embotellado, barriles llenos de aguardiente ilegal de Troy & Sons, o de "whisky blanco", en Asheville Distilling Co. en Asheville, Carolina del Norte
Ver más

Asheville, Carolina del Norte: la línea de meta

Termina en buenas condiciones en Asheville, conocida por su vibrante escena artística, restaurantes independientes, innumerables cervecerías y la famosa finca de George Vanderbilt, The Biltmore. Planifica un recorrido panorámico en auto desde el Blue Ridge Parkway Visitor Center (Centro de visitantes de la autopista Blue Ridge). Maniobrando por las vueltas y giros de la autopista mientras observas su paisaje boscoso y montañoso, es fácil imaginar la época en que los contrabandistas vivían en este lugar. En una oda a ese oficio, hoy funcionan dos destilerías en la ciudad y sus alrededores: Troy & Sons y Howling Moon. Los recorridos por Troy & Sons son gratuitos, cortos e incluyen catas. Según lo que haya disponible, la cata puede incluir su Oak Reserve, un whisky al estilo del aguardiente ilegal que se elaboraba en el pasado, envejecido en barriles de bourbon para conseguir notas de caramelo y un color dorado. Una vez que hayas probado todo, el Asheville Regional Airport está a solo 14 kilómetros al sur de la ciudad, o conduce dos horas a Charlotte para tomar un vuelo internacional.

Información oficial de Travel South